Publicidad

La Comunidad de Madrid renovará de forma integral las más de 9.000 marquesinas y postes de parada de los autobuses interurbanos del Consorcio Regional de Transportes de Madrid (CRTM), para que sean más «innovadores, accesibles y sostenibles».

Este proyecto, que se prolongará hasta finales del año 2030, busca la digitalización y el uso de tecnologías y energías más eficientes para mejorar la calidad del servicio, según recoge el Ejecutivo regional en un comunicado.

Publicidad
Publicidad

El consejero de Transportes e Infraestructuras, David Pérez, ha destacado que «con la renovación de estos elementos damos un paso más, pues, en 2022, se instalarán los primeros 20 mobiliarios urbanos alimentados con energía solar (alumbrado fotovoltaico) hasta llegar a un total de 538 unidades (238 postes y 300 marquesinas) al final del contrato».

Estos sistemas de alta eficiencia energética aprovecharán la media de 3.000 horas de sol al año que hay en la región. Además, se van a instalar otros 20 paneles de mensajería variable en 2022, que se irán incrementando durante los próximos cinco años hasta llegar a 265 al final del contrato, que se unirán a los 600 paneles ya existentes en la actualidad, y se dotará a todas las marquesinas de iluminación LED, con lo que se reducirá el consumo eléctrico en un 78%.

También se instalarán en ellas otros elementos adicionales como aparcabicis, relojes y puntos de acceso WiFi.

El consejero de Transportes e Infraestructuras, David Pérez, en una imagen de archivo.

«Hasta el momento se han instalado 86 marquesinas con mupis digitales en los municipios de Las Rozas, Majadahonda, Alcobendas, Fuenlabrada, Alcorcón, Pozuelo de Alarcón y San Sebastián de los Reyes, de los 100 previstos, y durante el próximo año se proseguirá con otras 350 marquesinas y 700 postes, correspondientes a los nuevos diseños de ambos mobiliarios urbanos», ha detallado el consejero.

Mejoras

El contrato, que incluye la mejora del mantenimiento y limpieza de todo el mobiliario para mejorar el servicio, tiene una duración de diez años prorrogables durante otros cuatro, incluye la digitalización parcial de la concesión, además de numerosas mejoras de accesibilidad y sostenibilidad.

Entre ellas, tiene especial relevancia la implantación del sistema de información Navilens en el 100% de las paradas en los próximos tres años, para que los usuarios invidentes o con visibilidad reducida puedan recibir la información mediante la instalación de códigos adaptados.

Todas las marquesinas y postes de parada son de nuevo diseño y de última generación, fabricados con materiales 100% reciclables e incorporan soluciones energéticas respetuosas con el medio ambiente.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.