La dirección nacional del PP es consciente de que el choque con la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, empieza a empañar su labor diaria de oposición y busca rebajar la tensión interna y calmar las aguas, a sabiendas de que no se puede mantener este pulso hasta la próxima primavera, fecha en la que está previsto convocar el congreso regional de Madrid, según han informado fuentes ‘populares’.

«El momento es complicado. No es fácil», reconoció este miércoles Ayuso, y en ‘Génova’ comparten el diagnóstico de que la «situación es complicada«. La batalla por el PP de Madrid se ha recrudecido estos días y, por el momento, nadie atisba una salida que satisfaga a las dos partes sin que haya vencedores ni vencidos.

La exigencia de Ayuso de querer adelantar el congreso regional en Madrid se encuentra con el muro del PP de nacional, que rechaza de plano esa posibilidad y se remite al calendario de congresos aprobado hace meses por la Junta Directiva Nacional del PP, en presencia de la propia Ayuso, según subrayan fuentes de la formación.

Según ese calendario, los congresos de las comunidades pluriprovinciales se celebrarían en 2021 y a partir de enero empezarían los congresos de las autonomías uniprovinciales, como es el caso de Madrid, La Rioja, Asturias, Murcia o Cantabria.

La Convención Nacional celebrada entre el 27 de septiembre y el 3 de octubre, ha ralentizado la fecha de los primeros cónclaves, ya que por el momento solo tienen fecha los de Andalucía y Castilla-La Mancha (previstos este mes de noviembre) y el de Aragón, que se ha fijado el 18 y 19 de diciembre.

Aún están pendientes de convocar los congresos de Castilla y León, Extremadura y Canarias, un retraso en CCAA pluriprovinciales que puede afectar a las fechas de los cónclaves uniprovinciales, según han señalado fuentes de la cúpula del PP, que este pasado verano situaban el cónclave de Madrid entre mayo y junio de 2022.

«Trabajar para que la situación se destense»

Fuentes de la dirección nacional del PP insisten en que ahora «no toca» hablar del congreso del PP de Madrid porque ni siquiera está convocado y no ocultan su enfado con Ayuso por haber colocado este asunto en el foco mediático y seguir «erre que erre».

Conscientes de la guerra que se está produciendo, cada vez con más voces llamando a rebajar la tensión, en ‘Génova’ reconocen que ahora hay que «trabajar para que la situación se destense», empezando por hacer menos declaraciones públicas sobre este asunto. «Si Ayuso frena, bajarán las aguas», añaden las fuentes consultadas, que no quieren por el momento oír habla de primarias, compromisarios o segunda vuelta porque ni siquiera hay fecha para ese cónclave del PP madrileño.

Este jueves, el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, ha insistido en que los españoles lo que reclaman al PP es «estar centrados en sus preocupaciones». «Lo importante es que forjemos esa alternativa que los españoles se merecen», ha advertido.

Un mensaje «de ilusión»

Por su parte, la presidenta madrileña ha asistido este jueves al Pleno de la Asamblea de Madrid. El Grupo Parlamentario Popular tiene siempre al inicio del mismo una reunión, a la que, si cuestiones de agenda no se lo impiden, asiste Ayuso.

La presidenta de la Comunidad, que ha recibido una ovación de sus compañeros en plena crisis del PP de Madrid, ha aprovechado para trasladarle a sus diputados un mensaje de tranquilidad, así como de «confianza en el futuro», según fuentes de su entorno.

Ni la secretaria general del PP, Ana Camíns, quien sonó como ‘tercera vía’ ni el jefe de gabinete de Pablo Casado, Diego Sanjuanbenito, han asistido al encuentro, a pesar de ser miembros del grupo, aunque se habían excusado antes de conocer que asistiría la presidenta, han justificado fuentes ‘populares’.

Fuentes del entorno de Ayuso consultadas insisten en que la presidenta madrileña se mantiene firme en su idea de presentar su candidatura para liderar el PP de Madrid y que en ese paso no va «contra nadie» sino que se trata de algo «normal», igual que hacen otros presidentes autonómicos en sus territorios. «Llegará un momento en que la dirección nacional entenderá que lo que se está planteando es lógico y que hay que parar con estos golpes cada día al aire», añaden.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, le echó este jueves un capote a Ayuso al asegurar que lo que sería «muy sorprendente» es que Ayuso no aspirase a hacerlo porque lo «habitual» en el PP de España es que los presidentes autonómicos dirijan el partido en sus territorios.

Eso sí, Feijóo también ha recordado que el congreso no está convocado y ha apelado al sosiego y a rebajar la tensión. «El ruido no beneficia a nadie y mucho menos a los que lo generan. El ruido no beneficia al partido y me gustaría no participar de él», ha avisado.

De hecho, estos días ha crecido la preocupación dentro del partido por el nivel de enfrentamiento entre ‘Génova’ y el equipo de Ayuso. Entre parlamentarios y cargos territoriales son continuos las apelaciones a la calma y a la necesidad de acabar con esta batalla interna que «perjudica a todos», en palabras de un diputado nacional.

Natalia Moreno

Periodista. 19 años dedicada a la comunicación corporativa y la estrategia digital en el sector financiero. Es CEO de Itopía, consultora de marketing y comunicación digital y colaboradora en medios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.