Publicidad

El coste de criar un hijo en 2022 en la Comunidad de Madrid fue de 814 euros, 142 euros más que la media nacional, que se sitúa en 672 euros al mes, según un informe de Save The Children.

De esta forma, la región se sitúa a la cabeza entre las regiones donde el coste de la crianza es mayor, por detrás únicamente de Cataluña, que lidera el ranking con 819 euros, únicamente cinco más que la Comunidad, según se desprende de la investigación titulada ‘El coste de la crianza en 2022’.

Publicidad

El estudio constata así diferencias entre las comunidades autónomas, de modo que, por ejemplo, el coste medio de la crianza en Andalucía baja hasta los 641 euros, de modo que criar a un hijo en Cataluña es hasta un 27,8% más caro que en Andalucía.

A nivel nacional el coste ha aumentado un 14,5% respecto a 2018 (cuando eran 587 euros), y 900.000 familias, las más empobrecidas, directamente no pueden cubrir este gasto incluso dedicando todos sus ingresos.

«Cuando nos concentramos en los hogares por debajo del umbral de la pobreza, para un 54% de ellos, el coste de criar a sus hijos e hijas supera los ingresos de los que disponen, tendrían que destinar más del 100% de los ingresos que entran en casa, son unos 900.000 hogares, son casos en los que la crianza es un auténtico drama, muchas veces la pregunta se reduce a: ¿Comen ellos o comemos nosotros?», ha indicado el especialista en pobreza de Save the Children, Alexander Elu.

A mayor edad, más coste

Además, se observa que el coste de criar a un hijo va aumentando con la edad, pasando de los 556 euros de media para la etapa de 0 a 3 años hasta los 736 euros en la etapa de 13 a 17 años. Según ha indicado Alexander Elu, esto «choca» con la forma en que se plantean las ayudas a la crianza, que fundamentalmente se concentran en la primera infancia.

También aparecen diferencias al analizar el porcentaje de ingresos de los hogares. Así, el estudio revela que para el 20% más pobre de las familias con hijos e hijas el coste de la crianza es «inasumible». Además, para todos aquellos hogares con menos de 31.056 euros anuales, el coste de la crianza representa más de la mitad de sus ingresos.

Si bien, el informe muestra que también las familias con ingresos medios encuentran dificultades para cubrir las necesidades de los hijos. En concreto, para los hogares que ingresan entre 31.000 y 36.000 euros anuales, el coste de la crianza supone un 42% de sus ingresos.

La educación, uno de los elementos que encarece la crianza, según Save The Children.

Por ello, la ONG de infancia pide que el apoyo a las familias sea una «prioridad pública». «También hay que apoyar la crianza del resto de familias, tender a la universalidad», ha puntualizado Elu.

Los mayores gastos

Respecto a los productos o servicios más caros en la cesta de la crianza en España, el informe de Save The Children sitúa en primer lugar la alimentación (que supone el 17,4% del coste), seguida de la conciliación -que incluye la educación infantil o las extraescolares- (17,3%), los gastos extraordinarios -como regalos o vacaciones- (14,1%), la educación (13,1%) y la vivienda (12,5%).

Además, de los datos se desprende que las partidas de crianza que más han aumentado de precio con respecto a 2018, son las asociadas a los gastos corrientes de la vivienda (con un incremento del 53%), los muebles y enseres (un 30% más) y el ocio y los juguetes (un 25% más).

Según han indicado desde Save The Children, «no puede ser que criar a un hijo en España sea un lujo» y que haya familias que tienen que «elegir entre poner una comida saludable en la mesa o poner unas gafas a su hijo».

En comparación con otros países de la Unión Europea, desde Save The Children advierten de que las políticas españolas de apoyo a la crianza son «muy escasas y poco efectivas» con un «reducido» nivel de gasto en prestaciones y ayudas fiscales que, en conjunto alcanzan el 1,3% del PIB, frente al 2,3% en la media Unión Europea (UE).

Según señala la ONG, los líderes europeos que invierten más en infancia y familia son Alemania (3,4%), Luxemburgo y Dinamarca (3,3% en ambos casos). En términos de apoyo monetario directo o prestaciones de crianza, Luxemburgo se sitúa a la cabeza con prestaciones máximas anuales de 3.420 euros, seguido de Alemania con 2.328 euros, por hijo.

Ante esta situación, la directora de Incidencia Social y Políticas de Infancia de Save the Children, Catalina Perazzo, ha propuesto algunas recomendaciones como una nueva ayuda universal a la crianza de 100 euros mensuales para familias con hijos menores de 18 años.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.