Publicidad

La jueza de Instrucción número 19 de Madrid ha acordado inadmitir a trámite la denuncia presentada contra el exlíder del PP Pablo Casado y Teodoro García Egea por un delito de revelación de secretos en el caso del contrato del hermano de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

La decisión de la magistrada Inmaculada Iglesias se produce después de que el fiscal del caso solicitara su archivo al considerar que supone «un ejercicio de hipótesis y elucubraciones» a raíz de declaraciones realizadas en los medios de comunicación.

Publicidad

En la misma línea que el fiscal, la jueza esgrime en un auto dictado el pasado 18 de mayo, al que tuvo acceso Europa Press, que el denunciante, sobre la base de informaciones periodísticas, «pretende que se inicie una investigación penal para corroborar lo que en principio son meras sospechas o hipótesis».

«No se aportan con la denuncia indicios o datos objetivos de la realidad de los hechos que imputa, limitándose a reproducir titulares de noticias», subraya la magistrada.

Concluye que «la denuncia formulada por quien no es perjudicado por el presunto delito de revelación de secretos basándose en meras informaciones difundidas a través de los medios de comunicación, sin aportar ningún indicio de comisión del tal delito, debe ser inadmitida por considerarse claramente prospectiva».

Vista de la entrada de los Juzgados de Madrid en Plaza Castilla (Foto: I.Infantes/Ep)

«Elucubraciones»

En un escrito, el fiscal solicitó a la juez que no se admitiera a trámite y que se archivara la denuncia interpuesta por el abogado Esteban Gómez Rovira, quien se querelló contra los exdirigentes del PP por manejar supuestamente datos fiscales y bancarios de Tomás Díaz Ayuso, algo que consideraba incurría en un delito de revelación de secretos.

Para el fiscal, la denuncia es «un ejercicio de hipótesis y elucubraciones» a raíz de las declaraciones realizadas por ambos políticos en los medios de comunicación.

En su opinión, a través de dichas manifestaciones el denunciante llega a una conclusión «carente de apoyo» o corroboración en hechos acreditados de cara a solicitar una diligencias de investigación «a los fines de corroborar sus sospechas, lo que resulta no ajustado a Derecho y debe conllevar su archivo».

Según alegaba el denunciante, ambos exdirigentes del PP podrían haber incurrido en el citado delito a raíz de una entrevista radiofónica en la que Casado se refirió a un comportamiento «no ejemplar» por parte de Tomás Díaz Ayuso por el cobro de 300.000 euros como consecuencia de un contrato que celebró con la Comunidad de Madrid.

Del mismo modo, cita a García Egea porque en una comparecencia ante los medios de información realizó unas declaraciones sobre un supuesto cobro de comisiones relativo a dicho contrato, en beneficio al entorno de la presidenta de la Comunidad de Madrid Isabel Díaz Ayuso.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.