Circula una creencia social de que la FP es la salida para aquellos chicos y chicas que no quieren estudiar, personas indecisas que no saben enfocar su futuro estudiantil y laboral o que se ven obligados por sus padres a estudiar algo.

La situación actual y los testimonios de dos estudiantes, Diego Martínez y María Ramos, así como el director y profesor del IES Jaime Ferrán en Collado Villalba, Pedro Escobar, van a arrojar luz a la realidad de la FP española, más en concreto de la madrileña.

«Decidí hacer una FP porque había acabado bachillerato y como yo no había sido muy buen estudiante y no hice la selectividad, me decante por la FP, además mi hermano había acabado recientemente un grado superior y había encontrado trabajo rápido», esto animó a Diego Martínez Toledano a hacer un grado en Automoción.

Por su parte, María Ramos Muñoz, tuvo que pasar por una crisis existencial para darse cuenta de que lo que buscaba era la FP. «Fui a una entrevista para el grado de Gestión de Ventas y Espacios Comerciales en la Universidad Francisco de Vitoria y me encajó«.

Universidad Francisco de Vitoria.

Pedro Escobar lo tiene claro, «yo tengo alumnos que me dicen yo voy a hacer una FP porque no quiero estudiar, y les respondo que sí tienen que estudiar, ellos me replican que al menos son asignaturas y materias más concretas y enfocadas al trabajo».

Tras superar ciertos prejuicios y ante una situación muy precaria hasta de los estudiantes y graduados universitarios. La FP, que en su día fue una rama muy importante de la educación española vuelve a adquirir importancia y demanda, tanta demanda, que los grupos políticos de izquierdas, como Podemos o Más Madrid denuncian que en la Comunidad de Madrid, más de 20.000 chicos y chicas se han quedado sin plazas para estudiar FP.

¿Faltan plazas?

«No he tenido problemas con las plazas, pero si que tengo un amigo que quería hacer una FP relacionada con la informática y se quedó sin plazas en los institutos públicos y tuvo que irse a la educación privada para poder cursarla«, dice Diego. María añade que su experiencia fue la de no tener «dificultad para entrar en el grado, ni faltaban plazas al ser un centro privado».

El director del IES Jaime Ferrán, Pedro Escobar, cree que «no hay tan pocas plazas como dice la gente, no las hay donde demandan tanto». «Hay ciclos estrella, que muchas personas solicitan y entonces es más complicado«.

En cuanto a los dos niveles educativos, Pedro afirma que «en grado medio hay menos plazas pero en Superior hay muchas. Incluso, algunas se quedan vacías«. «Las estadísticas de primero es de 23 personas por grado, este año en Integración Social han sobrado 13 plazas«.

«No hay que confundir la falta de plazas con un no puedo estudiar Medicina»

A pesar de las protestas políticas de la oposición en la Comunidad de Madrid y de los estudiantes que se quedan a las puertas. El director del Jaime Ferrán indica que no «hay que confundir hay falta de plazas con un no puedo estudiar Medicina».

Pedro Escobar, director del IES Jaime Ferrán.

Pedro Escobar explica desde su perspectiva como gestor que «no se pueden hacer 10.000 informáticos porque es imposible. Si la FP necesita algo es que sea realmente capaz de nada más terminar encontrar trabajo». «Si empezamos a hacer como con los historiadores, nos cargamos la FP«.

Desde el Jaime Ferrán solicitaron un segundo grupo de Integración Social por la alta demanda, «y la Consejería nos dijo que las prospecciones del mercado son que con los que hay, ya hay muchos que están en paro«. Cuenta que a cambio, este próximo curso incorporan el título de Transporte y Logística, trabajo muy demandado en el mercado laboral.

Lo que la FP ofrece

«La formación profesional tienes 3 meses de prácticas y en la formación profesional dual tienes hasta un año de prácticas en empresas. Eso te da algo de experiencia y te enseña un poco como es el mundo laboral y eso le suele gustar a las empresas, además hay muchas veces que te ofrecen quedarte en la empresa en la que haces las prácticas», explica sobre si los alumnos de FP tienen más facilidad a la hora de encontrar trabajo.

«Muchas veces te ofrecen quedarte en la empresa en la que haces las prácticas»

María Ramos hizo una FP dual, por lo que los dos años de formación pudo realizar prácticas; el primer año tres meses y el segundo seis. Ahora, la Comunidad de Madrid ha establecido la obligatoriedad de hacer seis meses de prácticas para todos los estudiantes de FP, cursen la modalidad que cursen.

«Si el grado que yo estudie si pienso que estaba bien organizado, teníamos asignaturas que nos enseñaban como funcionaba un coche desde el motor como la trasmisión y todos los diferentes elementos de un vehículo además teníamos asignaturas que no enseñaban a organizar un taller desde la logística y la dirección». Diego también expone que en el propio grado les enseñaban sus derechos como trabajadores y los tipos de contratos a los que se podían acoger.

«Sí sentí que estuviera bien organizada, aprendí mucho y disfruté lo que estudié. Además, no solo aprendí la materia correspondiente sino que pude hacer cursos de Excel y otra formación complementaria», explica la estudiante de la UFV.

FP=Trabajo

Parece ser que la sensación de los estudiantes en la actualidad es que si cursan una FP están más cerca del mundo laboral, que incluso los graduados en la universidad u otro tipo de educación superior. Pero, ¿la FP da como resultado trabajo?.

Diego cuenta que encontró trabajó nada más salir del grado con ayuda familiar, pero que sus «compañeros sí que encontraron trabajo rápido en empresas de seguros y talleres donde hicieron las prácticas«.

FP de Automoción.

«Yo estuve trabajando durante un tiempo en MediaMarkt, gracias a haber cursado el grado. Pero después decidí seguir formándome en otros ámbitos». Aún así, María cree que podría encontrar trabajo, pero «en un nivel bajo, no para ser directora comercial».

«Un electricista gana más de 3.000 euros»

Por otro lado, el director del IES Jaime Ferrán aporta información sobre los oficios más demandados de la FP; «fontanero, soldador, electricista, los que colocan placas solares están muy solicitados». Pone de ejemplo a un chico que conoce y que estudió Electricidad, «se lo rifaban las empresas, gana más que yo, más de 3.000 euros. Incluso puede elegir trabajo, cambiarse de empresa o de lugar de residencia«.

Polémica servida: becas públicas a grados privados

La FP de los institutos públicos es asequible, (tuvo que pagar 400 euros de matrícula), pero cuenta Diego que si hubiera tenido que hacerla en una privada no se lo hubiera podido permitir. Uno de los hándicap de haber hecho el grado en la pública es que «había mucho material antiguo y muy destrozado pero bueno yo creo que era lo normal en un instituto público», destaca.

Sin embargo, María, que cursó sus estudios en una universidad privada cuenta que al año debía abonar unos 5.000 euros para poder estudiar la FP que eligió. Ella recuerda que las instalaciones se encontraban en muy buen estado, y hace poco cuando recogió su título ya habían cambiado mucho.

Pero la polémica y las desigualdades están servidas con las becas y las matrículas privadas y públicas. Este abril, el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso aprobaba dos paquetes de financiación para la FP y el Bachiller, indicaban que iban dirigidas a familias desfavorecidas que querían acceder a la enseñanza privada, pero la realidad no es otra que la renta familiar para solicitar la ayuda ha pasado hasta los 35.913 y todas las que entran en su rango hasta menos de 100.000 euros también podrían pedirla.

El 70% de las personas que trabajan en la Comunidad declaró ganar menos de 30.000 euros anuales

Este año, los datos de Hacienda daban forma a la precariedad que sufren la mayoría de familias madrileñas; el 70% de las personas que trabajan en la Comunidad declaró haber ganado menos de 30.000 euros anuales en 2019. Y son las personas que se encuentran entre los 30.000 y 60.000 euros los beneficiarios de las becas.

Dinero.

Los datos educativos son preocupantes, desde 2018 el Bachillerato privado ha crecido cinco veces más que el público, mientras que en la FP superior los llamados centros de iniciativa social se multiplicaron hace años. En una década han pasado de tener 3.000 alumnos a sumar 22.000 en este curso.

Sin embargo, y como indica el Diario.es, la educación pública no ha podido absorber la demanda de 20.000 personas que quisieron cursar FP. Así la Comunidad va a incrementar los cheques para que cursen sus estudios en centro privados, en un 68%.

La realidad que encontramos en el día a día estudiantil es que en el caso de María, que estudió en una institución privada, le otorgaron una beca pública para ayudar a costear los 5.000 euros anuales del curso. Además, María cuenta que se encontró con «una chica de clase que se podía costear la FP, porque su familia tenía mucho dinero, pero puso en los papeles que se lo pagaba ella sola y si no le dieron el 100% del coste, le dieron casi todo«.

«Están financiando a su votante»

Para Pedro, que desde la Comunidad de Madrid se destine el dinero público a becas para estudios privados, le parece muy mal, «no es el cometido del Estado. Tú puedes ayudar si el mapa público no llega, pero no es el caso». La cuestión de fondo que encuentra es que «hay una ideología que dice que el privado es nuestro votante y clase social, por eso vamos a ayudarle».

«No es que los estudiantes no quepan en Bachiller o en la FP pública, hay sitio de sobra para ellos, nosotros no llenamos Bachiller ni la FP. El problema es que están financiando a su votante, no quieren romper la burbuja privada«, sentencia el director.

FP en la Comunidad de Madrid

Mapa de estudios de FP.

Como recuerda Pedro, director del IES Jaime Ferrán, para acceder a la FP los alumnos deben hacer una prueba de acceso u otra opción es cursar Bachiller y de esta forma, entrar a un grado medio o superior. Pero la FP también es lanzadera para después entrar en la universidad, de hecho, los estudiantes de grado tienen preferencia a la hora de entrar, por delante de los estudiantes de Bachiller que se han examinado en la EvAU.

Antes de elegir un grado en concreto, los jóvenes deben decidir si van a cursar una FP presencial, donde deben acudir a clase de forma continua, o a distancia, donde estudian desde casa pero para realizar las prácticas y exámenes acuden al centro.

Aparte de estas dos modalidades, en Madrid también se ofrece la FP dual, aplicable a los grados medios y superiores, se ofrece una doble titulación y más prácticas. Pero además, los estudiantes pueden animarse a hacer la FP bilingüe, aprenderán y practicarán en un segundo idioma.

La Comunidad de Madrid ofrece como títulos de grado medio; técnico en conducción de Actividades Físico-Deportivas en el Medio Natural, técnico en Gestión Administrativa, técnico en Jardinería y Floristería, Impresión Gráfica, en Actividades Comerciales, técnico en Instalaciones Eléctricas y Automáticas, en Carpintería y Mueble o en Emergencias Sanitarias, entre muchos más.

En un escalafón educativo más arriba se encuentra el grado superior, donde los estudiantes de Bachillerato, de un grado medio o con prueba de acceso pueden cursar técnico superior en Transporte y Logística, Administración y Finanzas, Automatización y Robótica, Producción de Audiovisuales, Química Industrial, Patronaje y Moda, Educación Infantil o técnico superior en Integración Social. Junto a otras propuestas educativas.

En los últimos tiempos ha habido un aumento notable de peticiones de acceso a los grados informáticos y más tecnológicos debido a la gran demanda del mercado, algo que muchos jóvenes ven como una buena salida laboral. Diego Martínez Toledano ha encontrado en la Automoción su vocación y tras cursar un grado, ya se encuentra trabajando en una ITV.

Aumento de la demanda de FP. EP

En respuesta a esta alta demanda y las críticas por falta de plazas en algunos grados, la Comunidad de Madrid reaccionaba informando que el próximo año iba sacar 10.000 plazas más de FP. Pero para el sindicato UGT, sigue «insuficiente».

Además desde la formación sindical explican que la FP se ha «convertido en un nicho de negocio para las empresas privadas, que se financian gracias a los impuestos de toda la ciudadanía madrileña a través de los cheques escolares y que no garantizan la igualdad de oportunidades».

«La ya endémica falta de plazas públicas de Formación Profesional que, curso tras curso, deja miles de alumnos sin posibilidad de formación, aumenta las cifras de abandono escolar temprano y nos aleja del cumplimiento de la Agenda 2030», han lamentaban desde UGT.

UGT considera que la actitud de la Consejería de Educación «deja a los más desfavorecidos en una situación de indefensión y maltrato frente a su derecho a una formación profesional pública y gratuita». «En Madrid no se respeta el principio de igualdad de oportunidades», sentenciaban.

«Nos hemos dejado a 25.000 posibles estudiantes fuera»

El Grupo Parlamentario de Más Madrid en la Asamblea registraba el pasado 15 de junio una iniciativa en la que se incluye una batería de medidas para impulsar la Formación Profesional en la Comunidad de Madrid.

En esta propuesta, Más Madrid pide que eliminen las tasas de matriculación en los ciclos de Grado Superior; ampliación de la oferta de plazas, creando 500 grupos de grado superior que supondrían 15.000 plazas y 350 de grado medio que generarían 10.500 plazas, llegando a un total de 25.500 nuevas plazas en la FP pública.

«Las solicitudes para estudiar FP han aumentado y el Gobierno de Ayuso no ha sabido adaptarse, nos hemos dejado a 25.000 fuera. Esto significa que no estamos siendo capaces de adaptarnos a la realidad de los estudiantes de la Comunidad de Madrid», trasladaba Mónica García, líder de la oposición en la Asamblea.

La portavoz de Más Madrid en la Asamblea, Mónica García – EP

El parlamentario Antonio Sánchez decía que  la FP es «ya la salida predilecta para encontrar trabajo, por encima de la Universidad, por eso, es fundamental, desde ya, aumentar el número de plazas, desvincular la FP de la ley de la oferta y la demanda«.

Por otro lado, Unidas Podemos registró, el mismo día, otra iniciativa que demandaba construir nuevos centros y garantizar la gratuidad de las matrículas de Grado Superior, eliminando la actual tasa de 400 euros.

Las propuestas de Unidas Podemos se centran en instar al Gobierno de la Comunidad de Madrid apostar por la construcción urgente de nuevos centros públicos de Formación Profesional, para atender la demanda existente de plazas de Formación Profesional.

También, invertir de forma integral para la creación de plazas en la Formación Profesional pública la parte correspondiente a la Comunidad de Madrid de los 103,9 millones de euros que el gobierno central distribuirá para la creación de 55.408 plazas públicas de Formación Profesional en todo el Estado.

Por último, aumentar el profesorado público de Formación Profesional para permitir el uso de los centros de Formación Profesional en horario de tarde, aumentando la oferta de plazas y apostar por aumentar el porcentaje de plazas de Formación Profesional públicas en la Comunidad de Madrid para alcanzar la media del Estado del 70%.

Alejandra Perez Navarro

Periodista en construcción, apasionada de la Historia Antigua y sus civilizaciones posee un blog propio donde escribe sobre ello. El ámbito periodístico que más ha trabajado ha sido la comunicación...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.