El sindicato médico Amyts, que ha convocado la huelga en Atención Primaria que ha arrancado este lunes, ha apelado a un apoyo «espectacular y mayoritario», mientras la Consejería de Sanidad ha cifrado este mismo seguimiento en apenas un 31% de la plantilla.

En este arranque, donde están llamados casi 5.000 profesionales -entre médicos de familia y pediatras-, el sindicato ha explicado que, desde primera hora de la mañana, han ido recogiendo «el sentir» de los centros de salud y, pese a la «complejidad» para contabilizar el seguimiento de los servicios mínimos por «la inmensa» red de centros de salud que hay en toda la región, «el apoyo a la huelga está siendo espectacular y mayoritario».

«Los profesionales han dicho basta a la sobrecarga asistencial que están viviendo los centros de salud y ante el altísimo riesgo de destrucción de un nivel asistencial clave», ha subrayado.

Por su parte, la Consejería de Sanidad ha cifrado en un 31% el seguimiento en el turno de mañana de la huelga indefinida de médicos y pediatras de Atención Primaria. La Consejería, que suele establecer unos mínimos del 100% al tratarse de servicios esenciales, ha fijado en esta ocasión unos servicios mínimos que el comité de huelga considera que permiten secundar el parón, con dos médicos y un pediatra para centros de salud que cuenten con cuatro o más facultativos y de un médico y un pediatra en centros de salud con menos de cuatro médicos.

La consulta de una pediatra que ha secundado la huelga en Primaria (Foto: redes)

Reivindicaciones

La principal reivindicación de esta huelga indefinida tiene que ver con la limitación de las agendas «para frenar, de una vez por todas, una sobrecarga infinita que empuja a los médicos de Familia y a los pediatras a huir de Madrid». Así, reclaman un máximo de 31 pacientes por consulta de Medicina Familiar y Comunitaria y 21 pacientes para Pediatría, con el objetivo de dedicar un mínimo de 10 minutos por paciente.

Asimismo, piden establecer una única agenda por médico nominal y sin tener que atender pacientes de otras agendas, tal y como está sucediendo actualmente, la consolidación de horarios que permitan la conciliación y que es uno de los principales motivos «que empujan a nuestros profesionales a abandonar la Atención Primaria».

En este sentido, defienden mejoras retributivas que hagan atractiva la Atención Primaria y permitan frenar «tanto el éxodo como el difícil relevo generacional» en la Comunidad de Madrid, abordar la problemática de Medicina de Familia en plazas de Pediatría y compromisos de la Administración para agilizar los procesos selectivos.

Desde el comité de huelga exigen así al Gobierno de Isabel Díaz Ayuso «que se siente a negociar de verdad» porque «el peligro que está sobre la mesa es mayúsculo: nos podemos quedar sin médicos si no ponemos soluciones inmediatas». «La realidad en la Atención Primaria madrileña es bien clara: el 20% de las consultas médicas están sin cubrir, el relevo generacional no está garantizado, la sobrecarga estira y destroza profesionales y los nuevos médicos de Familia y pediatras no se quieren quedar en Madrid», ha subrayado en un comunicado.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.