Publicidad

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, recibirá finalmente este martes en el Palacio de la Moncloa al presidente de EEUU, Joe Biden, con la vista puesta en escenificar lo que el Ejecutivo se ha esforzado en asegurar que es una relación bilateral sólida después del fallido encuentro de hace un año que se quedó en una breve charla de apenas 30 segundos.

A las 16.00 horas, Sánchez recibirá al mandatario norteamericano en Moncloa. Según fuentes cercanas al presidente español, «el propósito del encuentro es reforzar, actualizar y renovar la relación estratégica que hay entre España y Estados Unidos».

Publicidad

El marco, como entonces, volverá a ser el mismo, la cumbre de la OTAN, pero si entonces Sánchez tuvo que contentarse con un breve cruce de impresiones con Biden mientras ambos caminaban hacia la sala de reunión tras la foto de familia de los líderes aliados en Bruselas, ahora ambos mantendrán un encuentro bilateral propiamente dicho.

El presidente estadounidense viaja a Madrid con motivo de la cumbre de la OTAN, ocasión que Moncloa y Casa Blanca han aprovechado para cerrar la reunión. Biden, que será recibido en la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) por el Rey Felipe VI también mantendrá un encuentro con el monarca en el Palacio Real, previo a la cena que los Reyes brindarán a todos los líderes que asisten a la cumbre.

No obstante, después del encuentro fallido en Bruselas hace un año, que Moncloa había anticipado a la prensa y que finalmente no tuvo el cariz que el Gobierno esperaba aunque se intentó rebajar lo ocurrido, la reunión entre los dos presidentes no se confirmó hasta el jueves pasado, cuando la agenda del mandatario estadounidense ya estuvo bien atada, para evitar sorpresas.

Con todo, la esperada foto y el encuentro entre Sánchez y Biden servirá para escenificar una relación que para el Gobierno es estratégica y que Washington también se ha encargado de ensalzar en todo este tiempo, negando problemas con la coalición que conforman PSOE y Unidas Podemos, incluso en momentos en que desde el socio menor han arreciado las críticas hacia Estados Unidos y en particular hacia la OTAN.

Agenda de la cita

La agenda del encuentro vendrá marcada, a buen seguro, por la cumbre de la OTAN, pero también por el conflicto en Ucrania y la amenaza rusa. España y Estados Unidos están en sintonía en lo relativo a esta cuestión y han impuesto sanciones similares contra Rusia y sus dirigentes, a los que responsabilizan de la invasión «ilegal e injustificada».

La Casa Blanca ha adelantado que el encuentro servirá para «seguir coordinando y apoyando a Ucrania y para hacer que Rusia rinda cuentas» por la invasión, así como para discutir sobre la cooperación en materia de defensa, tanto a nivel bilateral como en el seno de la Alianza.

También cabe esperar, dado el interés del Gobierno español en que la OTAN mire hacia el flanco sur y las amenazas que provienen de él, en particular del Sahel, que el tema se cuele en el encuentro. Cabe recordar en este sentido la buena relación que mantiene Estados Unidos con Marruecos, un socio fundamental en la lucha contra el terrorismo en la región, en el marco ahora de la nueva etapa iniciada entre Rabat y Madrid.

Como es habitual, la cita servirá también para repasar las relaciones bilaterales en todos sus ámbitos, con especial interés en la coyuntura actual en el económico. Estados Unidos es ya el principal suministrador de gas natural de España tras desbancar en los últimos meses a Argelia, país con el que la relación bilateral atraviesa actualmente una profunda crisis por el respaldo del Gobierno al plan de autonomía marroquí para el Sáhara.

Según la Casa Blanca, Biden y Sánchez también hablarán sobre «la promoción de valores compartidos y prosperidad económica en América Latina, el Caribe y África» además de sobre la necesidad de colaborar para hacer frente a desafíos globales como el cambio climático o la seguridad sanitaria.

El secretario general de la OTAN, Jeans Stoltenberg (i) y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), visitan las instalaciones de la Feria de Madrid. EUROPA PRESS/E. Parra.

Stoltenberg ya está en Madrid

Sánchez y el líder de la OTAN, el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, han realizado este martes una visita a las instalaciones en Ifema que acogerán la Cumbre durante los dos próximos días. Han recorrido los dos pabellones construidos para la ocasión, que ocupan un espacio de 50.000 metros cuadrados, y comprobado que todo está listo antes de que este miércoles arranque el cónclave.

Stoltenberg ha subrayado la importancia de esta Cumbre, que ha definido como «fundamental» porque aprobará un nuevo Concepto Estratégico que marcara la «hoja de ruta» de la Alianza «en un mundo más peligroso y más impredecible».

Según ha detallado, la Alianza pondrá en marcha cambios «importantes» en su política de disuasión y defensa con fuerzas «más preparadas, activas y equipos sobre el terreno». Además, acordará un «exhaustivo» paquete de medidas para que Ucrania «pueda mantener su derecho de autodefensa».

El líder de la OTAN ha querido además agradecer personalmente a Sánchez su compromiso euroatlántico y ha recordado el compromiso de España con la Alianza, que se materializa en las misiones internacionales en las que participan las Fuerzas Armadas.

Según ha recordado, España forma parte de un despliegue de disuasión en Letonia, participa en las misiones de policía aérea del báltico y cuenta con buques de la Armada encuadrados en las patrullas marítimas permanentes en el Mediterráneo y el Mar Negro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.