Publicidad

El Grupo de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional está investigando a dos vigilantes de una empresa de seguridad privada que trabaja para Metro de Madrid por extralimitarse en sus funciones con grafiteros, indigentes y drogodependientes, han confirmado fuentes policiales.

Las mismas fuentes indican que se trata de dos casos aislados de guardas de seguridad que supuestamente identificaron, cachearon, retuvieron ilegalmente e incluso agredieron a varias personas. Aunque se desconoce si los hechos se produjeron dentro o fuera de las instalaciones del Metro Madrid. 

Publicidad

Todavía no hay detenidos y confirman que no existe ningún grupo organizado que haya llevado a cabo este tipo de hechos. O que cualquier persona de la empresa conociera estos acontecimientos violentos.

Según ha publicado hoy la Cadena Ser, «inspectores de servicio realizan actos que exceden de sus funciones, exigiendo documentación a las personas que retienen, fotografiando estos documentos personales, interrogando a las personas antes de que llegue la dotación policial y agrediendo a los jóvenes a los que se les aborda fuera de las zonas del perímetro de los depósitos de Metro Madrid, zonas como parques o incluso personándose en los domicilios de los grafiteros, realizando rutas para localizarlos, y todo fuera de su zona de actuación».

El mismo medio de comunicación ha informado de que uno de ellos ya ha sido relevado de su cargo de vigilante en el Metro de Madrid, el trabajador pertenece a una empresa externa al suburbano madrileño.

Una de las líneas de Metro (Imagen: Telemadrid)

Por otro lado, los agentes han identificado al menos a cinco víctimas agredidas en los últimos años y les han tomado declaración durante las últimas semanas. La Policía trabaja además con denuncias de compañeros de los agresores en las que se detallan las intimidaciones y agresiones. Además, han publicado dos vídeos con algunos de estos comportamientos ilegales.

«No son empleados del suburbano»

Preguntado por esta cuestión, Enrique Ossorio, consejero de la Comunidad de Madrid, ha respondido que Metro de Madrid «es ajeno totalmente a estas actuaciones, que no se han producido dentro de las instalaciones de la compañía».

El consejero ha explicado que las personas que aparecen en uno de esos vídeos publicados forman parte de la empresa de seguridad subcontratada por Metro de Madrid, «no son en ningún caso empleados del suburbano«.

«Tras visualizar ese vídeo que se grabó hace algunos meses Metro de Madrid lógicamente se puso en contacto con la empresa para solicitar información de lo ocurrido, la empresa ha instruido un expediente interno y una comisión de investigación para aclarar lo sucedido que todavía no ha concluido sus conclusiones», ha indicado Ossorio.

«Desconocemos si la Policía está investigando los hechos porque nadie de la Policía se ha dirigido a metro para comentarnos esta situación. En todo caso, si la Policía nos pide cualquier cosa pues como siempre colaboraremos con el mayor gusto con ellos», ha concluido.

Alejandra Perez Navarro

Periodista en construcción, apasionada de la Historia Antigua y sus civilizaciones posee un blog propio donde escribe sobre ello. El ámbito periodístico que más ha trabajado ha sido la comunicación...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.