Publicidad

El alcalde madrileño presentó el martes las medidas en materia de seguridad, movilidad e infraestructuras que ha tomado el Ayuntamiento ante el comienzo, del nuevo curso escolar en el CEIP Marcelo Usera. Junto a la delegada de Seguridad y Emergencias y portavoz municipal, Inmaculada Sanz; la de Obras y Equipamientos, Paloma García Romero; el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, y la concejala de Usera, Loreto Sordo.

Las críticas no han tardado en desatarse por el polémico camino escolar que ha dispuesto el Consistorio. Ante la posibilidad de transformar la vía se ha optado por poner una pegatina en la carretera que indica calle escolar.

Publicidad

El alcalde, por su parte, en la presentación ha resaltado que el Ayuntamiento está redoblando sus esfuerzos para apoyar a las familias en este curso 2022/2023, “con actuaciones que van desde la gratuidad del transporte público, los días 7 y 8 de septiembre, a la señalización de los entornos escolares para mejorar la circulación y, en general, el espacio público alrededor de los centros educativos”. 

Desde el Consistorio han explicado que continúa desarrollando un programa de mejora de accesos a centros educativos que supondrá la intervención en 218 entornos escolares de los 21 distritos hasta junio de 2023. Por el momento ya se ha actuado en 118 de ellos y otros 11 se encuentran en ejecución. 

«El objetivo es lograr una entrada segura a los centros escolares con actuaciones que faciliten dicho acceso y mejoren la seguridad vial del entorno y su calidad ambiental mediante la puesta en marcha de mejoras que permitan ampliar el espacio destinado al tránsito y estancia peatonales, actuar sobre la intensidad y velocidad del tráfico y la mejora de su calidad», pero la realidad es distinta según han indicado los usuarios, que han comparado este acceso con otros como en París o Barcelona.

La edil de Más Madrid, Rita Maestre, se ha pronunciado sobre este acción consistorial, y la ha tildado de «una foto ridícula». Añadiendo «una calle escolar es un entorno seguro: sin coches, sin contaminación y con árboles».

Por parte del Área de Medio y Movilidad, que dirige Borja Carabante, en la Ordenanza de Movilidad Sostenible que se aprobó en el Pleno el 13 de septiembre de 2021, se incluyeron las definiciones ‘calle escolar’ y ‘entorno escolar’, donde el límite máximo de velocidad se fija en veinte kilómetros por hora. 

El Ayuntamiento de Madrid reivindica que lleva casi 15 años trabajando con proyectos europeos para mejorar los caminos al colegio y los accesos a los mismos para favorecer la autonomía y la seguridad de los alumnos a través de dos proyectos europeos. 

Alejandra Perez Navarro

Periodista en construcción, apasionada de la Historia Antigua y sus civilizaciones posee un blog propio donde escribe sobre ello. El ámbito periodístico que más ha trabajado ha sido la comunicación...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.