Publicidad

El juez Adolfo Carretero, que instruye el caso de las mascarillas, ha descartado investigar al primo del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, por un delito de tráfico de influencias y le cita el próximo 12 de mayo como testigo en contra de la solicitud de Podemos y Grupo Mixto.

En el auto el magistrado acuerda que no hay lugar a la citación de Carlos Martínez-Almeida por delito de tráfico de influencias manteniéndose su condición de testigo en el presente procedimiento.

Carretero alega que el primo del regidor «se limitó a proporcionar a Luis Medina el correo electrónico de la encargada de las compras sanitarias del Ayuntamiento, Elena Collado, quien fue la que negoció y firmó en nombre de la Funeraria Municipal, los mencionados contratos».

Así aclara que tampoco se ha podido demostrar que Carlos Martínez-Almeida «presionase en modo alguno a Collado, ni que le obligase a ésta a llamar al investigado porque alegase su condición de primo del alcalde».

Por todo esto acuerda mantener su condición de testigo «hasta este momento procesal, siendo conveniente su testimonio para conocer el modo en que los investigados contactaron con la persona encargada de la contratación en el Ayuntamiento de Madrid, y si hubo algún trato de favor con los mismos debido a la intervención del familiar del alcalde.

La citación se produce después de que el juez preguntara a las partes la condición en la que debía de citar al ahora testigo, ya que Podemos y el Grupo Mixto solicitaron que compareciera en calidad de investigado para acudir a la declaración acompañado de un abogado.

Luis Medina en los juzgados.

El hijo menor de Naty Abascal y el duque de Feria confirmó ante el juez que contactó con el Ayuntamiento de Madrid a través de una llamada al primo del alcalde capitalino. «Llamé a Carlos y le dije que teníamos material sanitario para vender. Al ser el primo del alcalde, imaginé que me podría dar algún contacto en el Ayuntamiento. Me dio un email que creo que era de Elena Collado«, afirmaba.

El fiscal da su negativa a entregar el informe del Sepblac

El fiscal anticorrupción ha trasladado al juez Adolfo Carretero su negativa a entregar el informe del Servicio de Prevención del Blanqueo de Capitales del Banco de España (Sepblac) que propició la investigación del caso de las mascarillas al no tener valor probatorio y tratarse de un informe confidencial, han confirmado a Europa Press fuentes fiscales.

Así consta en un escrito en el que la Fiscalía se pronuncia tras la petición del magistrado a instancias de una solicitud de la acusación popular en nombre de Más Madrid, que reclamó incorporar el informe al sumario para que el resto de acusaciones lo conocieran.

Fuentes fiscales apuntan a Europa Press que el citado documento cuenta con información bancaria que ya está incorporada en la causa e insisten en que estos informes «no pueden incorporarse directamente a los procedimientos», ya que «no tienen valor probatorio por sí mismos»

En el sumario consta que fueron las entidades bancarias empleadas por los comisionistas quienes dieron la voz de alarma al detectar el ingreso por parte de Luis Medina y Alberto Luceño de elevadas sumas de dinero con justificaciones sospechosas.

Alejandra Perez Navarro

Periodista en construcción, apasionada de la Historia Antigua y sus civilizaciones posee un blog propio donde escribe sobre ello. El ámbito periodístico que más ha trabajado ha sido la comunicación...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.