Publicidad

Uno de los investigados en el caso de los comisionistas, Alberto Luceño, ha solicitado al juez Adolfo Carretero una nueva comisión rogatoria a Malasia para interrogar a San Chin Choon, el empresario malayo y proveedor del material sanitario vendido al Ayuntamiento de Madrid objeto del procedimiento judicial que investiga el caso de las mascarillas.

En un escrito, al que tuvo acceso Europa Press, el investigado, a través de su defensa, insiste en que se reactive la comisión rogatoria dada «la importancia del testimonio» del empresario malayo para el hallazgo de la verdad procesal«.

Publicidad

La petición se produce a tenor de la respuesta que ofrecieron las autoridades malayas el pasado abril en relación a que el empresario rehusaba colaborar con la Justicia española. Sin embargo, el letrado menciona una entrevista de San Chin Choon a un medio español en el que manifiesta que está colaborando con la investigación.

Una tira de mascarillas FPP2 en línea de producción (Foto: Ep)

«Mucho nos tememos que pueda haber existido acaso alguna clase de decalaje temporal o, peor, administrativo en la comisión rogatoria. Puede que San Chin Choon haya contestado después de estar de vuelta la Comisión Rogatoria, o puede que lo haya hecho ante una autoridad diferente», recoge el escrito judicial.

Ante ello, plantea instar de nuevo la Comisión Rogatoria a través de una doble vía para «el buen fin de la comisión». En primer lugar, pide que se libre, traducida al idioma inglés, a la Dirección General de Cooperación Jurídica Internacional del Ministerio de Justicia español, como la anterior, para que la haga llegar por conducto diplomático a la autoridad central de este país.

Además, solicita que sea adelantada, a través de la Unidad Adscrita a los Juzgados de Madrid – Policía Nacional, a la División de Cooperación Internacional de la Dirección General de Policía, para que ésta pueda trasmitírsela al Agregado del Ministerio del Interior en la Embajada de España en Tailandia.

Caso Mascarillas

Hace unos días declaraba un responsable de Prevención de Riesgos Laborales de Madrid Salud, como testigo ante el juez Adolfo Carretero por un correo que envió avisando de que las mascarillas de Luis Medina no cumplían los requisitos establecidos.

Mario Tabasco habría informado a la responsable de Compras, Elena Collado, en un correo electrónico que «las mascarillas no cumplían los requisitos mínimos y que los certificados aportados no estaban reconocidos por España«, según han detallado fuentes jurídicas a Europa Press.

Hace unas semanas, el juez aceptó una batería de diligencias solicitadas por el PSOE y el Grupo Municipal Socialista encaminadas a comprobar si efectivamente las mascarillas que llegaron a Madrid eran de buena calidad, tal y como manifiesta en un escrito el propio Alberto Luceño.

Alejandra Perez Navarro

Periodista en construcción, apasionada de la Historia Antigua y sus civilizaciones posee un blog propio donde escribe sobre ello. El ámbito periodístico que más ha trabajado ha sido la comunicación...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.