Publicidad

Los accesos desde la glorieta de Marqués de Vadillo a la M-30 se han abierto al tráfico en torno a las 05:00 horas de este viernes tras haber sido cortados por la rotura de una tubería del Canal de Isabel II, ha informado el Centro de Gestión de la Movilidad de Madrid.

Por el momento, permanece cortada al tráfico la calle Antonio Leyva entre Marqués de Vadillo y Jacinto Verdaguer en ambos sentidos.

Publicidad

La rotura se produjo la noche anterior en una tubería de la calle Antonio Leyva cercana a la glorieta de Marqués de Vadillo y provocó una rotura de calzada que generó una importante corriente de agua.

Como consecuencia de ello, se anegó la zona cercana a la glorieta, donde se cortaron todos los accesos desde las calles Antonio Leyva, Antonio López y General Ricardos, y se obligó a cerrar al tráfico varios ramales de la M-30.

La avería ha vertido hasta seis millones de litros de agua en Calle 30, si bien no ha causado daños estructurales en edificios colindantes.

Un camión de servicios de limpieza trabaja en la inundación de la calle Marqués de Vadillo tras la rotura de una tubería. Jesús Hellín / Europa Press 15/9/2022

Según ha explicado la vicealdesa, se han revisado los edificios de la zona y se ha comprobado que, en principio, no hay daños estructurales y afortunadamente no se han registrado daños personales.

En cuanto a los daños materiales en sótanos, garajes y comercios ha tranquilizado a los vecinos afectados, ya que serán los seguros los que se hagan cargo de paliar esta situación.

En cualquier caso, la vicealcaldesa ha explicado que ya se ha dejado de verter agua, aunque se trata de «aguas rojas» que no se pueden verter al río. Ha avanzado además que visitará la zona para conocer de primera mano lo sucedido cuando termine la Junta de Gobierno.

Rotura

La rotura se ha producido sobre las 2.20 horas en una tubería de la calle Antonio Leyva cercana a la glorieta de Marqués de Vadillo y ha provocado la una rotura de calzada con una importante corriente de agua, según han explicado fuentes de Emergencias Madrid.

Como consecuencia de ello, se ha anegado de agua la zona cercana a la glorieta, donde se han cortado todos los accesos desde las calles Antonio Leyva, Antonio López y General Ricardos, y ha obligado a cerrar al tráfico varios ramales de la M-30.

«Se ha inundado la calle Antonio López en su primer tramo y varios ramales del túnel de la M-30 porque la entrada está inmediatamente y favorece la entrada de agua en el túnel. Hemos pasado a cortar la calle Antonio Leiva en la zona afectada, la calle Antonio López y también se han realizado cortes de tráfico en el interior del túnel para poder trabajar», ha explicado Antonio Marchesi, supervisor de guardia de los Bomberos Madrid.

Alejandra Perez Navarro

Periodista en construcción, apasionada de la Historia Antigua y sus civilizaciones posee un blog propio donde escribe sobre ello. El ámbito periodístico que más ha trabajado ha sido la comunicación...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.