Publicidad

La Asamblea de Madrid ha aprobado este miércoles el presupuesto de 2022, unas cuentas que, tras dos años prorrogadas, suponen un incremento de casi un 15% respecto a 2019 al alcanzar los 23.000 millones. Durante la jornada de hoy han quedado rechazadas todas las enmiendas de los Grupos de la oposición.

Este rechazo ha posibilitado que, tras los votos pactados entre PP y Vox -los primeros en materia presupuestaria-, las cuentas regionales del próximo año hayan salido adelante.

Publicidad

Finalizado el debate, la Presidenta de la Cámara, María Eugenia Carballedo, ha sometido las votaciones conjuntas respectivas todas las enmiendas y votos particulares mantenidos por cada Grupo Parlamentario por el orden en que se formalicen los correspondientes escritos de mantenimiento, diferenciando igualmente el articulado y cada una de las Secciones.

El portavoz del PP en la Asamblea de Madrid, Alfonso Serrano, ha destacado que los Presupuestos para 2022 son las cuentas «que merecen los madrileños» para iniciar el año «con optimismo».

Para Serrano, en el debate ha quedado «absolutamente claro» que «no existe alternativa consistente, de futuro y de confianza» a estas cuentas que tienen como objetivo «muy claro que es consolidar la recuperación» de la región, ya que está en vías de ello.

«Estamos desde el Grupo Parlamentario Popular muy satisfechos del debate realizado porque evidentemente se ha visto la existencia de dos modelos: el modelo de la libertad, de la colaboración público-privada, el del gasto público con eficacia y eficiencia frente a lo que son las mentiras, los cantos de sirena y de ese modelo intrusivo y confiscatorio que plantea la izquierda», ha señalado.

Mientras, la portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, ha celebrado que las cuentas serán las de la «prosperidad» para poder «gestionar el pico de la pandemia».

«Nosotros somos leales, cumplimos nuestro acuerdo y vamos a dar un mensaje a todos los madrileños de confianza, estabilidad y seguridad; porque sin seguridad no hay libertad. Los madrileños necesitan sentirse seguros. Hay que poner recursos en sanidad, en Atención Primaria… Ayuso va a tener todos los recursos y la libertad para gestionar este pico de la pandemia», ha sostenido.

Publicidad

Por su lado, la portavoz de Más Madrid en la Asamblea, Mónica García, ha cargado contra los Presupuestos «aislacionistas», «neosectarios» y «negacionistas» que no aportan soluciones a los problemas de la región.

«No van a dar respuesta a las colas de centros de salud, a las residencias, a la educación pública o a que uno de cada tres niños en la Comunidad está en pobreza y exclusión social», ha lanzado la líder de la oposición.

Díaz Ayuso, esta mañana, en un acto en el hospital de La Paz (Foto: Comunidad de Madrid)

De hecho, los tres partidos de la izquierda han mostrado su rechazo a estos Presupuestos. Así, durante el debate de las enmiendas ‘vivas’ acusaron al Gobierno regional de haberles «hurtado» el debate de los Presupuestos regionales, que son «malos» para los madrileños y no se centra en sus verdaderos «problemas».

Unos Presupuestos que consideran que deja «mucho que desear» en cuanto a modelo económico, que no tiene como «clave» a la industria ni una educación pública, vivienda, servicios sociales y oportunidad en la cultura. «No estamos de acuerdo con estos Presupuestos y no se escucha a la oposición», lamentaron los tres grupos.

Contexto

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, presentó el 26 de octubre el Proyecto de Presupuestos de la región para 2022. Las cuentas para el año que viene suman 23.033 millones de euros, un 14,8% más que en 2019, ya que incluyen fondos europeos Next Generation por importe de 746,4 millones que la Comunidad recibirá.

Según explicó el consejero de Hacienda, Javier Fernández-Lasquetty, la elaboración de los Presupuestos parte de «una previsión conservadora» de crecimiento del 6,3%, y de una dinamización del mercado de trabajo que podría situarse en el 3,4%, lo que implicaría cerca de 105.500 nuevos ocupados. Además, cuentan con el respaldo de las previsiones de la AIReF.

Justo un mes más tarde, el Gobierno de la Comunidad de Madrid y Vox llegaron a un acuerdo mediante el que el partido liderado por Rocío Monasterio le daría sus votos favorables a las cuentas autonómicas.

Así, incluyeron 13 medidas entre las que se encuentran una auditoría a centros de menas, educación gratuita de 0 a 3 años y reducir el gasto innecesario en duplicidades de cargos de la Comunidad, disminuir el gasto en consejerías y suprimir «los chiringuitos». En el mismo se incluía también rechazar todas las enmiendas totales y parciales de los grupos de izquierda.

De esta forma, el 2 de diciembre en el Pleno de la Asamblea PP y Vox tumbaron con sus votos las enmiendas de totalidad presentadas por Más Madrid, PSOE y Unidas Podemos.

Tras el rechazo de las enmiendas a la totalidad, llegaron las parciales: el Grupo Parlamentario Socialista presentó 476, Más Madrid, 1.587 y Unidas Podemos 1.655. Todos ellos las mantendrán ‘vivas’ en el Pleno de este martes (en el caso del PSOE, 474), al igual que Vox con las 13 incluidas en el acuerdo con el PP.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.