Publicidad

El viceconsejero de Asistencia Sanitaria y Salud Publica de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, ha recalcado este miércoles que la obligatoriedad de la mascarilla en exteriores «no tiene ningún sentido» en este momento y ha señalado que echa en falta un estudio a nivel nacional sobre la efectividad de las medidas restrictivas puestas en marcha en el control de la mortalidad y la contagiosidad.

En declaraciones a ‘Onda Madrid’, el viceconsejero ha recalcado que la Comunidad de Madrid ha sido «consecuente desde el minuto uno» con el tema de las mascarillas, en base a criterios científicos y sin que haya «ningún estudio» que lo apoye. En este sentido, ha recalcado que no aporta «ninguna validez al control de la pandemia» y ha resaltado que él no hubiera establecido su uso en diciembre.

Publicidad

Asimismo, ha censurado que el Gobierno metiera en el decreto para recuperar el uso de las mascarillas en exteriores otros asuntos como la revalorización de las pensiones con el IPC de 2021 o la contratación de sanitarios. «No la hubiera puesto en diciembre», ha recalcado en cualquier caso.

El viceconsejero también se ha referido a un estudio de la Universidad Johns Hopkins para subrayar que echa en falta un estudio a nivel nacional sobre la efectividad de las medidas restrictivas que se han ido adoptando para el control de la pandemia.

El viceconsejero de Sanidad y Plan Covid, Antonio Zapatero (Foto: Ep).

Se trata de un sobre el efecto de confinamientos y mortalidad por #COVID19 que concluye «los confinamientos han tenido poco o ningún efecto en la mortalidad por Covid-19. En Europa y EEUU solo redujeron la mortalidad por Covid-19 en un 0,2% en promedio»

En este sentido, el viceconsejero ha recalcado que, tras dos años de pandemia, se echa en falta un estudio que analice la afectividad de las medidas «para estar preparados ante una potencial pandemia». «Falta rigor en la aplicación de medidas que aporten valor en el control de la pandemia».

Aunque ha recalcado que el encierro de marzo de 2020 era «obligado», ha pedido reflexionar sobre otras medidas como el pasaporte Covid o la limitación horaria en hostelería y restauración, así como la duración de las mismas, «especialmente» desde el pasado mes de enero, cuando arrancó la vacunación.

Ómicron silenciosa

En cuanto a la situación de la sexta ola, el viceconsejero ha apuntado al «claro descenso» a nivel asistencial, tanto en hospitalización como en UCI, con un descenso del 30% en ingresos hospitalarios en la última semana. Así, ha abogado por «olvidar» el indicador de incidencia acumulada por cada 100.000 casos, en un momento en el que el 80-90% de los casos son asintomáticos, para centrar la atención en el comportamiento en Atención Primaria y hospitales, con un descenso de forma «mantenida y consistente».

La aparición del sublinaje BA.2, conocida como ómicron ‘silenciosa’ o ‘sigilosa’, que se ha detectado en «pocos casos» en la Comunidad «no parece», según Zapatero, «que vaya a suponer ningún problema añadido a su hermana mayor», según los datos recabados en países como Dinamarca o Reino Unido que indican que pese a ser un 10-15% más transmisible que ómicron tiene no tiene un comportamiento diferente».

Finalmente, respecto a la vacunación, ha admitido que «está costando en la población más joven» y ha recordado que la región apuesta por una estrategia centrada en la población más vulnerable.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.