Publicidad

El Rey Felipe VI ha mantenido una conversación telefónica con su padre, Juan Carlos I, en la que han acordado verse en Madrid cuando el emérito regrese a España, según ha confirmado Casa Real.

La conversación se ha producido este domingo durante el viaje del jefe del Estado a Abu Dabi para trasladar sus condolencias por la muerte del presidente de Emiratos Árabes Unidos, Jalifa bin Zayed Al Nahyan.

Publicidad

Pese a estar ambos en el mismo país, padre e hijo no han coincidido y la llamada se ha producido al terminar el compromiso de Felipe VI y previa a su regreso a España.

El rey ha viajado acompañado por el subsecretario de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Luis Manuel Cuesta, para trasladar sus condolencias al nuevo presidente de Emiratos Árabes Unidos (EAU), Mohamed bin Zayed Al Nahyan, por el fallecimiento de Jalifa Bin Zayed al Nahyan.

El Rey ha estado presente en ceremonias similares celebradas en Omán, por el fallecimiento de Su Majestad Qabus Bin Said en 2020, o Arabia Saudí, por el fallecimiento de Su Majestad Abdulá Bin Abdulaziz Al Saud en 2015. Estaba previsto que acudiesen también los presidentes de Francia y Turquía, los Reyes de Bélgica y los de Países Bajos, además del presidente del Consejo de la Unión Europea, Charles Michel, entre otros mandatarios.

Tras la muerte en septiembre del 2020 del jeque Sabá al Ahmad al Jaber al Sabá, emir de Kuwait, Don Felipe no pudo acudir en la capital kuwaiti por la pandemia. Una vez trasladadas sus condolencias al jefe del Estado de los Emiratos Árabes Unidos, el Rey emprenderá viaje de regreso a Madrid.

La marcha de 2020

En 2020, la Casa del Rey anunciaba que el Rey emérito, Juan Carlos I, había trasladado a su hijo su intención de trasladarse a vivir fuera de España.

En una carta remitida a Felipe VI, don Juan Carlos señalaba que toma la decisión “guiado por el convencimiento de prestar el mejor servicio a los españoles, a sus instituciones y a ti como Rey”. En el texto, distribuido por la Casa del Rey, señala que la decisión ha sido “meditada” y asumida con “profundo sentimiento, pero con gran serenidad”.

La marcha de Juan Carlos I fuera de España llegaba “ante la repercusión pública que están generando ciertos acontecimientos pasados de mi vida privada”, ha dicho el Rey emérito en la misiva. Con su marcha, ha dicho don Juan Carlos a su hijo, contribuye a “facilitar el ejercicio de tus funciones, desde la tranquilidad y el sosiego que quiere tu alta responsabilidad”.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.