Publicidad

La ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha precisado que bares y restaurantes pueden limitar el uso del aire acondicionado al «entorno de los 25 grados», teniendo en cuenta las recomendaciones de la legislación laboral, frente a los 27 grados que contempla el real decreto de medidas de ahorro y eficiencia energética aprobado por el Gobierno.

En este sentido, ha aclarado que los 27 grados se aplicarán «con flexibilidad» y ha puesto como ejemplo que discotecas, cocinas y gimnasios necesitan una temperatura distinta a otros espacios como una librería.

Publicidad

«No se puede pedir a trabajadores que están en condiciones de ejercicio físico importante que no tengan las condiciones que el derecho laboral garantiza con respecto a los máximos y mínimos de temperatura», ha asegurado Ribera en declaraciones a ‘Onda Cero’ recogidas por Europa Press.

Por ello, los comercios y establecimientos deberán justificar cuándo no aplican el límite de temperatura en el termostato, una flexibilidad incorporada en el decreto ley para proteger los derechos de la salud laboral de sus trabajadores.

Ribera ha señalado que este primer paquete de medidas está pensado para edificios de uso público «con flexibilidades» según el tipo de actividad económica y el trabajo que se desempeñe.

Así, ha distinguido los trabajos sendentarios -trabajar en una oficina- de los trabajos activos -la actividad en un restaurante-. «El propio decreto ley incorpora una llamada que allí donde haya espacios donde los trabajadores tengan que desplazarse y tengan un ejercicio físico, debe aplicarse con la flexibilidad que corresponda», ha aclarado la ministra sobre la variación del termostato inicial.

Esfuerzo «razonable»

La ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha insistido en que el real decreto de medidas de ahorro y eficiencia energética «está para cumplirse» y representa un «esfuerzo razonable y con respeto a las condiciones laborales que, en todo caso, se deben tener presentes», al tiempo que ha afirmado que el Gobierno no realizará modificaciones al respecto.

Por otro lado, Ribera ha resaltado el «complejo» contexto de crisis a nivel mundial causado principalmente por la guerra en Ucrania, lo que ha generado, según ha señalado, una tensión en los mercados energéticos globales.

La titular de Transición Ecológica ha insistido en que lo importante es cumplir con el compromiso solidario con el resto de países europeos, algo que «está al alcance de lo que se puede hacer sin excesivo esfuerzo».

«Nos tenemos que concentrar en la manera de contribuir y ayudar a todos los vecinos europeos que tienen un otoño e invierno complicados», ha afirmado Ribera, quien ha definido a España como «un pueblo solidario».

Fuentes de Cibeles con los colores del arcoiris durante el Orgullo LGTBIQ (Foto: Ep)

La Comunidad sigue viendo una «chapuza jurídica»

En este contexto, el consejero de Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, Enrique López, ha tildado de «chapuza jurídica desproporcionada» el plan energético del Gobierno de España que, a su juicio, «solo ahorra en calidad normativa y energía empática con ciudadanos y empresas, sin cogobernanza y sin contar con las comunidades autónomas».

«Se confirma que estamos ante una chapuza jurídica desproporcionada, muy alejada del fin legítimo, al más puro estilo de la pandemia», ha criticado López a través de su cuenta de Twitter.

Mientras, en la capital, técnicos del Ayuntamiento de Madrid estudian ya cómo apagar la fuente y el Palacio de Cibeles para cumplir con el decreto de ahorro energético del Gobierno de la Nación, porque el Consistorio de la capital «es partidario de cumplir la norma».

«Vamos a tratar de cumplir, de hacer las cosas bien. La gente cumple, porque está aterrada ante posibles multas. Esto no es un estado policial, no puede ser, yo confío en la gente pero la gente cada vez sigue confiando menos en el Gobierno», ha manifestado la vicealcaldesa madrileña, Begoña Villacís, en una entrevista en ‘Telemadrid’.

La vicealcaldesa ha vuelto a centrar su intervención en la relación entre zonas iluminadas y seguridad ciudadana. «Los edificios públicos si se apagan generan zonas oscuras. La iluminación no se establece de forma arbitraria; si se apaga la Cibeles se generan sitios oscuros», ha explicado.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.