El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha asegurado este lunes que varios de los 55 detenidos este pasado fin de semana por el macrobotellón en el parque del Oeste pertenecen a bandas organizadas.

Así lo ha trasladado en una entrevista en ‘Onda Madrid’, donde ha precisado que, con la información de la que dispone, confirma que «hay detenidos que pertenecen a bandas». Almeida ha resaltado que «la profesionalidad de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad evitó incidentes aun más graves».

También ha indicado que hubo diez atenciones por coma etílico, de ellos tres menores, de los que darán traslado a la Fiscalía, tal y como anunció el Consistorio que haría.

«Cuando se juntan miles de personas en el parque del Oeste, entrar a disolver hace que haya más agresiones. La Policía sabe cómo actuar. Comprendo el hartazgo de los vecinos, porque efectivamente hay bandas que aprovechando la aglomeración de las personas, cuando se despistan, aprovechan para robar móvil o cartera», ha manifestado a continuación.

Por ello, ha vuelto a pedir al Gobierno de la Nación que permita al Consistorio de la capital cubrir las plazas vacantes del Consistorio, pues «se ha comprobado una vez más la importancia de los servicios de seguridad y los servicios de emergencia».

La Policía, preparada para intervenir en el macrobotellón (Foto: Ep)

Intervención policial

La Policía Nacional se vio obligada a cargar y utilizar botes de humo y salvas ante la agresividad de los congregados en la noche del sábado en varios ‘macrobotellones’ en el Parque del Oeste, según un portavoz de la Jefatura Superior de Policía.

Así, ha detallado que los efectivos entraron haciendo una pinza por dos puntos del Parque. Entre los detenidos, doce personas fueron por robo con violencia y han sido apresados por agentes infiltrados vestidos de paisanos.

Los agentes entraron en dos momentos, primero a las 02.00 de la mañana y a las 4.30, y requirieron personal de la Unidad de Intervención Policial (UIP) y de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR). La primera de ella los congregados estaban arrojando botellas de cristal, mientras que en la segunda los agentes recurrieron a salvas y botes de humo para controlar la situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.