Agentes de la Policía Nacional han detenido en la capital madrileña a un hombre dedicado a la receptación de móviles de alta gama previamente sustraídos, ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid en un comunicado.

Contactaba con las víctimas simulando haber encontrado su teléfono móvil para obtener las claves de acceso, con el fin de desbloquearlos y proceder a su venta en el mercado negro. El valor de los terminales supera los 150.000 euros.

En el registro llevado a cabo en su domicilio del distrito madrileño de Latina se encontraron diversas cajas de cartón forradas de papel de aluminio con numerosos terminales, que actuarían como inhibidor del GPS para evitar su posicionamiento.

Intento de desbloqueo para su venta posterior

La investigación comenzó hace aproximadamente un año al detectar multitud de denuncias en toda la Comunidad de Madrid donde las víctimas referían que días después de haberles sustraído su teléfono móvil de alta gama, se ponían en contacto con ellas a través de aplicaciones de mensajería, tratando de obtener las claves de acceso a dichos terminales.

Para ello, el presunto autor se había creado diversas cuentas con identidades usurpadas previamente, utilizando imágenes de otras personas para evitar su identificación. En ocasiones, por ejemplo, empleaba imágenes de perfil de una madre y su hija juntas, dando mayor credibilidad a las víctimas.

Tras obtener el número de teléfono de las víctimas, a través de la pantalla de inicio del móvil o bien mediante la aplicación SOS, escribía a los propietarios manifestando que había encontrado su móvil, solicitándoles el código para asegurarse de que se trataba del verdadero dueño. Este varón llegó a mandar fotografías de la tienda de telefonía donde supuestamente entregaría el smartphone, acto que nunca realizaba.

De forma paralela enviaba enlaces a la víctima fingiendo tratarse de una prestigiosa marca de telefonía donde tenían que introducir sus claves, logrando de este modo acceder a la información contenida en los terminales.

Finalmente, los investigadores lograron su identificación, procediendo a la entrada y registro en su domicilio del distrito de Latina, donde se intervinieron 120 terminales móviles, 10 tablets, siete ordenadores portátiles y tres patinetes eléctricos.

Las pesquisas permitieron determinar que la mayoría de ellos procedían de hurtos y robos cometidos en la vía pública o estaciones de metro de toda la Comunidad de Madrid. Se averiguó además que el destino final de la mayoría de los terminales sustraídos en la presente investigación era Marruecos, superando los 150.000 euros de valor en el mercado negro.

Por tales hechos, se procedió a la detención de este individuo como presunto responsable de 150 delitos contra el patrimonio, 40 de descubrimiento y revelación de secretos, usurpación de estado civil y falsedad documental, pasando a disposición de la autoridad judicial.

Olga Martín

Periodista especializada en el ámbito digital. Cuenta con más de 15 años de trayectoria profesional como redactora en diferentes periódicos, agencias de noticias y cadenas radiofónicas, aunque en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.