Publicidad

La Confederación Española de Transporte de Mercancías de Madrid y Fenadismer, que ya ha convocado un cierre patronal para los días 20, 21, y 22 de diciembre, ha organizado una manifestación de camiones por las calles de Madrid y otras ciudades españolas para este miércoles 15 de diciembre.

La patronal ha mantenido varias reuniones con el Gobierno para evitar el paro del sector y las consecuencias que esto podría tener en unas fechas tan importantes. Desde las organizaciones se mantienen firmes y amenazan con convertir el cierre en indefinido.

Los sindicatos también han advertido de que llevarán a cabo movilizaciones por su parte si el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y las patronales no se sientan con ellos a resolver los principales problemas del sector.

Camiones.

La secretaria de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Isabel Pardo de Vera, ya ha defendido que el Gobierno ha dado solución a todas las reivindicaciones que la patronal de los transportistas ha pedido. Aunque todavía no ha detallado cuáles son las propuestas concretas, sí ha dicho que se trata de un paquete de diez medidas que marcan ‘un hito histórico’ en la regulación del sector.

Las novedades que se han conocido son: se limita el máximo de carga y descarga que pueda llevar a cabo un camionero, para que estos no tengan que hacer ese trabajo. Así como que no asuman el incremento del precio de los carburantes, aunque no lo prohíbe. Aunque fuentes informativas avanzan que se podría llegar a la prohibición.

PROBLEMÁTICA

Javier Escribano, cofundador de Ontruck, explica que son muchos los factores de incertidumbre en el sector, como el 40% de kilómetros que se hacen de media en España con los camiones vacíos, las esperas en los almacenes, las condiciones sobre la carga y descarga o la excesiva media de período de pago de 90 días en el sector, entre otros muchos.

El principal problema es que el sector está muy atomizado, con muchos autónomos y pymes sin capacidad de negociación, lo que explica que los camiones hagan la carga y descarga o asuman el coste del diésel, prácticas que se ha generalizado en los almacenes para ahorrar costes en la contratación de mozos de carga.

Transportistas de Getafe. (Imagen: Archivo).

Las patronales, y en esto también coinciden los sindicatos, reclaman áreas de descanso seguras y vigiladas en las carreteras. El cuarto problema es el derivado de los futuros peajes. El Ejecutivo se ha comprometido en que no se aplicará ningún peaje sin el consenso del sector, todo ello, no obstante, vinculado a que los transportistas desconvoquen el cierre de la próxima semana.

Alejandra Perez Navarro

Periodista en construcción, apasionada de la Historia Antigua y sus civilizaciones posee un blog propio donde escribe sobre ello. El ámbito periodístico que más ha trabajado ha sido la comunicación...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.