El inmueble situado en Prado, 30, que fue okupado hace unos años por La Ingobernable y desalojado en 2019, será el centro de salud de La Alameda.

Así lo ha dispuesto el Ayuntamiento de la capital, organismo que ha otorgado a la Comunidad de Madrid la «mutación demanial subjetiva sin transferencia de titularidad» del edificio para ubicar allí el nuevo espacio sanitario. La mutación surtirá efecto el día de su aceptación por parte de la Comunidad de Madrid.

Según la información publicada en el Boletín Oficial del Ayuntamiento (BOAM), el inmueble cuenta con una superficie total de 2.010,24 m2 construidos. La valoración de dicha superficie asciende a 6.642.958,69 euros.

El edificio de Prado 30 que okupó La Ingobernable será finalmente la sede del centro de salud La Alameda (Foto: EP)

El origen de esta disposición está en el acuerdo que el Ejecutivo local firmó con el Grupo Mixto para aprobar el Presupuesto de 2022. En ese momento se acordó esta cesión a la Comunidad de Madrid para implantar en el inmueble el centro de salud que actualmente se encuentra en la calle de La Alameda. «Somos conscientes de que el centro de salud de Alameda no cumple con los requisitos«, reconoció a principios de este año el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, en rueda de prensa posterior a la primera Junta de Gobierno de 2022 sobre el lugar donde actualmente se ubica el centro de salud.

Fue en febrero de este año cuando el Consistorio ofreció a la Consejería de Sanidad una cesión parcial, que la Consejería formalizó. Había sido una de las promesas de José Luis Martínez-Almeida durante la campaña electoral.

Sin embargo, tiempo después se anunció que el inmueble acogería el Museo Judío de la capital. Finalmente se dio marcha atrás en esta propuesta porque el Consistorio nunca llegó a recibir «la documentación justificativa».

Las condiciones de la «mutación demanial»

Por esta mutación demanial se acuerda que la Comunidad de Madrid deberá remitir al Distrito Centro o en su caso, al órgano municipal al que en el futuro esté adscrito el inmueble, cada dos años, un informe en el que se haga constar que la Comunidad «continúa utilizando la superficie afectada como centro de salud».

La duración de la mutación demanial se mantendrá en tanto el inmueble se destine a centro de salud de la Comunidad de Madrid. Finalizado el plazo la superficie afectada deberá ser devuelta en «adecuado estado de conservación y uso, vacío de mobiliario y enseres y libre de ocupantes».

El edificio de Prado 30 que okupó La Ingobernable será finalmente la sede del centro de salud La Alameda (Foto: EP)

En el BOAM se especifica que será la Comunidad de Madrid quien deba realizar la inspección técnica de la totalidad del edificio, incluyendo la parte correspondiente al distrito de Centro y «subsanar las deficiencias que la misma pudiera arrojar en su parte del inmueble».

Tanto el resultado de la inspección como la realización de las obras de reparación deberán ser puestas en conocimiento del Ayuntamiento de Madrid. Las obras de cualquier tipo que alteren la estructura de las instalaciones requieren previa autorización expresa del Ayuntamiento de Madrid.

Se considerará resuelta la mutación y el uso del inmueble revertirá al Ayuntamiento de Madrid cuando la Comunidad renuncie, con el vencimiento del plazo de duración máxima prevista, el incumplimiento de la finalidad de la mutación. También se entenderá incumplida la finalidad si, transcurridos tres años desde la aceptación de la mutación demanial no se ha puesto en funcionamiento el centro de salud.

Olga Martín

Periodista especializada en el ámbito digital. Cuenta con más de 15 años de trayectoria profesional como redactora en diferentes periódicos, agencias de noticias y cadenas radiofónicas, aunque en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.