La Policía Nacional está aguardando a que se le concedan los mandamientos y autorizaciones necesarios para comenzar la búsqueda de Ángel, el primo menor de los dos chicos desaparecidos, en el Ecoparque de Toledo.

Ayer miércoles se confirmó que el cadáver encontrado el 15 de diciembre en este lugar corresponde a Fernando, de 17 años, el mayor de los menores desaparecidos. Los dos primos desaparecieron el pasado 10 de diciembre en Carabanchel. Ángel, del que aún no se tienen noticias, tiene 11 años, mide 1,55 metros de estatura, posee complexión delgada y mechas en el pelo.

Según han informado fuentes policiales, esta búsqueda va a ser coordinada por la UFAM central de la Policía Nacional y la investigación será llevada por las policías judiciales de Toledo y Madrid.

Fernando no murió el día de su desaparición

La Policía Nacional confirmaba este miércoles que el cadáver hallado el pasado 15 de diciembre en el Ecoparque de Toledo, que corresponde a Fernando, no presentaba signos de violencia, pero sí lesiones que podrían ser propias de las máquinas de basura. Todas las hipótesis sobre su muerte continúan abiertas.

Los resultados de la necropsia apuntan a que podría haber muerto ahogado. El cadáver no estaba descuartizado, sino íntegro, y el joven no murió el mismo día de su desaparición.

El cadáver fue hallado por unos operarios en un cinta transportadora del vertedero Ecoparque el 15 de diciembre pero no fue identificado hasta este miércoles, gracias a las pruebas de ADN realizadas y las huellas dactilares cotejadas con las que aparecen en su DNI.

Ángel y Fernando, los dos primos que fueron dados por desaparecidos en Carabanchel (Imagen: SOS Desaparecidos)

Los familiares de los menores interpusieron una denuncia el mismo 10 de diciembre ante la comisaría de Villa de Vallecas. A Ángel y Fernando se les perdió la pista en la calle General Ricardos. Los chicos habían salido a comprar unos bocadillos al Hiper Usera de esa calle junto a su padre cuando este se desvió un momento para acudir a una lavandería. Cuando volvió, ya no estaban.

Según las primeras investigaciones, que antes llevaba el Grupo de Policía Judicial de la comisaría de Villa de Vallecas y ahora lleva la comisaría de Toledo, entraron en la estación del Metro de Oporto y, tras gestiones indeterminadas aún, acabaron en la estación de autobuses de Toledo, tras analizar diversas cámaras de seguridad.

Todas las hipótesis están abiertas, pero coge fuerza la de que la muerte haya sido accidental, aunque se desconoce aún dónde durmió y cómo pudo acabar el cuerpo de Fernando en el vertedero, han señalado fuentes policiales.

Olga Martín

Periodista especializada en el ámbito digital. Cuenta con más de 15 años de trayectoria profesional como redactora en diferentes periódicos, agencias de noticias y cadenas radiofónicas, aunque en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.