El conjunto madrileño, que había dado hasta ahora la mayor sorpresa en la Copa del Rey, cayó finalmente eliminado en octavos

NAVALCARNERO/ 29 ENERO 2021/ El CDA Navalcarnero, equipo de la Segunda B, ha despertado del sueño de la Copa del Rey tras caer eliminado este jueves en la ronda de octavos ante todo un primera el Granada, que acabó goleando (0-6) al meritorio conjunto madrileño.

Tras el pase de ronda ante la SD Eibar, el Granada CF sería el rival del Naval para estos octavos de final, un equipo que actualmente está vivo en tres competiciones y dirigido por Diego Martínez, ex compañero de Luis Ayllón cuando ambos cursaban el curso de la RFEF para obtener el título de entrenador nivel III.

Con la ilusión de los octavos de Copa el CDA Navalcarnero se preparaba para vivir otro partido histórico. Retoques en el estadio, pintura, luces, butacas, focos, cámaras…y el VAR, el Mariano González se puso guapo.

Comenzó el partido con mucho ritmo, como así lo fue toda la primera mitad pero el conjunto granadino pronto comenzó mandando en el marcador y Germán tras un corner cazó el segundo rechace y batió a Néstor.

Soro en el minuto 24 hizo el segundo tras una gran jugada de Quini. Con el 0-2 el Naval tuvo dos dobles ocasiones tras un saque de esquina en el que Esnaider y Cavafe fueron los protagonistas e incluso se pidió el VAR por parte de jugadores y afición local, pero Alberola Rojas no lo consideró.

Al filo de la media hora llegó la puntilla con dos goles de gran calidad por parte de Fede Vico y Soldado con una vaselina exquisita, con 0-4 el Granada dejaba la eliminatoria encarrilada.

Tras el descanso, los numerosos cambios y el marcador tan adverso propició que el ritmo del partido bajase mucho. El Naval comenzó a tener más el balón pero sin general peligro a un rival que corrió de lo lindo y que vino a llevarse la eliminatoria.

En dos acciones puntuales el Granada hizo el quinto y el sexto gol, obras de Foulquier y Jorge Molina de disparos cruzados rasos desde dentro del área. El equipo intentó a balón parado reducir distancias sin éxito y con sendos disparos de Alvaro Ramón y Dani Del Moral pero Aarón estuvo muy seguro.

La afición con cada gol del Granada aplaudía y animaba al equipo al cual despidió con una cerrada y larga ovación y gritos de Naval Naval.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *