Publicidad

Los azulones rompieron la imbatibilidad del líder del grupo 7B de Tercera, que contaba sus partidos por victorias

MÓSTOLES/ 30 NOVIEMBRE 2020/ Un CD Móstoles URJC que fue superior en muchos tramos del juego al CD Leganés ‘B’, sumó un punto y rompió la imbatibilidad del líder del grupo 7B de Tercera, que contaba sus partidos por victorias.

Leganés ‘B’ y Móstoles ofrecieron un espectáculo vistoso, de dos equipos con mismo objetivo y misma ambición, la de estar el próximo año en Segunda ‘B’ y eso dejó un choque vibrante en el que los dos equipos se disputaron cada centímetro de césped.

Publicidad

El Móstoles empezó avisando, con una buena acción que culminó Chupe, pero con el paso de los minutos el filial pepinero se fue animando y llegando con más asiduidad a los dominios de Tejero, sin excesivo peligro, salvo un balón al travesaño que enviaba Diego García, que lanzaba una falta sobre la línea del área de castigo, que fue la acción más clara de la primera mitad. El Móstoles también tuvo sus bazas ofensivas, aunque fueron de menor peligrosidad que los chances locales y fruto de ello el resultado al descanso iba a ser el inicial.

En la segunda mitad el cuento cambió. Un Móstoles mucho más agresivo salió convencido a por el partido y poco a poco fue metiendo al rival en su campo. El Móstoles tendría varias buenas ocasiones, la mejor de ellas en las botas de Emi y en la cabeza de Recalde, que conectaría un saque de esquina, cuyo remate se iría inexplicablemente. Emi por su parte se encontró con una providencial respuesta de Lombo.

El propio lateral iba a pasar de héroe a villano. En una jugada desafortunada, el jugador mostoleño no medía bien la ventaja con el rival y Diego García ganaba la partida en el centro que venía desde el flanco derecho y encontraba el único hueco imposible para Tejero para fabricar el 1-0. Jarro de agua fría para los de Víctor González, que se vinieron arriba como lo que están demostrando ser, un equipo grande, y fueron contra el líder del grupo, con todo el viento de cara.

Publicidad
Publicidad

Con todo en contra, el Móstoles quiso empatar el partido e iba a encontrar premio. Lo intentó de todas las formas posibles, con corazón y con cabeza, pero se topaba con Lombo una y otra vez. Ledesma ponía un balón en la escuadra, que desviaba Lombo con una sensacional parada, para desesperación de los azulones presentes en la Ciudad Deportiva del Leganés.

Ya en la prolongación, en el último suspiro, el Móstoles iba a encontrar una fortuna que había buscado y merecido con un balón colgado desde la izquierda por Sanjurjo y que Mario Rivas cabeceaba a la red para hacer su segundo tanto de la temporada, precisamente también ante el filial del Leganés y que servía para llevar algo de justicia a un marcador que durante toda la temporada no había reflejado un resultado adverso para los locales al final del tiempo reglamentario, rompiendo el Móstoles el pleno de puntuación que atesoraban los locales.

Punto con sabor a algo más, sobre todo por las sensaciones que ha transmitido el conjunto de Víctor González que sigue sin doblegarse ante ningún rival y que se acomoda en los puestos nobles de la tabla, que dan acceso a jugar la Liga Playoff y que dan derecho a soñar con la categoría de bronce el año próximo. Para seguir soñando el Móstoles recibirá en 7 días ante su afición al CD El Álamo.

Publicidad
Portilla da la victoria al CD Móstoles URJC ante el Atlético de Pinto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.