Las chicas del Getasur afrontan este sábado un importante partido en casa (20:00 horas), con la visita de Ikasa. Las de Boadilla llegan a Getafe como segundas clasificadas del Grupo y, con cinco victorias de sus seis partidos disputados, sólo ha caído frente al líder de la tabla, Costa de Almería Roquetas.

Este, además, es el único duelo en el que ha anotado menos de 30 goles. Se trata del equipo máximo anotador del Grupo D y el segundo de toda la División de Honor Plata, solo superado por Schär Zaragoza. Las de Roberto Plaza anotan una media de 32,17 goles por encuentro.

Pero el equipo boadillense no es solo fuerte en campo contrario. Si cabe, se muestra más sólido aún en defensa. Con una media de solo 17,33 goles recibidos por jornada, Ikasa es, con una gran diferencia, el equipo que menos goles encaja de toda la competición.

Será un hueso duro de roer para el equipo de Rebeca Castilla, que intentará hacer buena su trayectoria de esta temporada como local. En La Alhóndiga, Getasur ha logrado todos los puntos disputados hasta la fecha.

La temporada pasada, Ikasa se impuso en ambos duelos. Aunque en Boadilla Ikasa ganó con claridad (30-22), el duelo en La Alhóndiga fue mucho más disputado y a punto estuvo Getasur de hacerse con la victoria (27-29). Un trabajo inacabado que las azules intentarán rematar en esta ocasión.

Victoria en Córdoba

Las getafeñas vienen de ganar a Deza Córdoba por 26-20 el pasado fin de semana. Con esta victoria, pasan a la quinta plaza del Grupo D en la División de Honor Plata, a solo tres puntos del líder Costa de Almería Roquetas.

Las de Rebeca Castilla van quintas en la clasificación.

Las getafenses se hicieron con el duelo sin colocarse en ningún momento por debajo en el marcador, a pesar de que, en varias fases, las andaluzas recortaron distancias que, en otras fueron muy amplias (hasta nueve goles por momentos).  El acierto de cara al gol desde los extremos fue fundamental para la victoria azul, con Irene Peña (7), Bea Castilla (6) y Jessica Almoril (4) como máximas anotadoras del equipo.

El encuentro comenzó con carencias goleadoras. En los once primeros minutos apenas se habían marcado dos goles, uno en cada portería. Momento en el que Peña aprovechó que Deza estaba jugando sin portera para realizar un lanzamiento desde medio campo que rompió el segundo empate, tras el inicial, que sería el último que mostraría el electrónico de La Alhóndiga. Peña, de nuevo, en contraataque, anotó el 3-1 y, a partir de ese momento, las azules ya fueron manteniendo diferencias de entre dos y tres goles a su favor durante la mayor parte del primer acto.

Una fase de desconexión ofensiva en el último tramo de este tiempo, que solo era capaz de romper Bea Castilla permitió que las cordobesas redujeran las distancias a un solo gol, pero la extremo getafense se convirtió en un seguro para devolver los tres de diferencia al marcador cuando llegaba el descanso (12-9).

Tras el paso por vestuarios, Getasur siguió ampliando diferencias con un parcial de 5-0 (17-9) que, aunque Benito Puerto intentó subsanar con un tiempo muerto que le dio su primer gol a las visitantes, las locales siguieron haciendo su juego y fueron gestionando su ventaja durante lo que restó de partido.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.