Getafe y Alcorcón alcanzan los octavos de la Copa del Rey

El Getafe no dio opciones al Girona y pasó a los octavos de final de la Copa del Rey tras vencer por 4-1 al conjunto catalán, que perdió todas sus esperanzas tras una primera parte pésima. El conjunto de Luis García, que cumplió cien partidos al mando del Getafe, tenía un resultado bastante favorable del partido de ida. En el estadio de municipal de Montilivi consiguió un 1-1 que le dejó la eliminatoria muy de cara y que obligaba al bloque de Ricardo Rodríguez a salir a por el partido. Fue el Getafe el que se llevó el gato al agua. No tardó mucho en dejar sin argumentos a su rival. Casi en el primer minuto, Pablo Sarabia asestó un golpe casi definitivo para el Girona, que con el gol del canterano del Real Madrid se vino abajo. Sus esperanzas se desmoronaron como un castillo de naipes y todo fue a peor con el segundo tanto cuatro minutos después. Los nervios atenazaron al portero Jorge Palatsi, que no atrapó un balón y en el rechace provocó un penalti tras derribar a Ángel Lafita. Adrián Colunga no falló la pena máxima y en cinco minutos el Getafe había sentenciado la eliminatoria. Con el Girona al ataque, sin ideas, y dejando huecos atrás, era cuestión de tiempo que fueran cayendo goles. Antes del descanso fue Lafita el que acertó en la portería de Palatsi, que no pudo hacer nada para desviar un tiro cruzado del centrocampista aragonés. Por último, el argentino Lisandro López, a quince minutos del final, quien sentenció definitivamente la eliminatoria con un remate de volea a la salida de una falta sacada por Sarabia.

El Barcelona espera en octavos de final a la espera de lo que ocurra en el Camp Nou. Era un aliciente muy interesante para ambos equipos, que se iban a ver las caras con los hombres que dirige el argentino Gerardo “Tata” Martino.

El próximo domingo, un aperitivo: ambos clubes se enfrentarán en la Liga

El Alcorcón, por su parte, firmó una nueva gesta copera al clasificarse en la tanda de penaltis (4-5) para los octavos de final de la Copa del Rey después de vencer por 0-2 al Granada CF en el Estadio Nuevo Los Cármenes, igualando el marcador del encuentro de ida. El Alcorcón salió desde el inicio del choque presionando mucho y queriendo tener el balón ante un Granada incapaz de mandar en el encuentro en los primeros 45 minutos. Tras varios intentos lejanos, los visitantes pusieron por primera vez a prueba al griego Orestis Karnezis con un intencionado disparo de Juli, el mejor jugador en el primer sobre el campo hasta el descanso, que fue a las manos del meta. Los locales, que no dispararon entre los tres palos en la primera parte, solo se acercaron al gol con un lanzamiento lejano de Recio que salió cerca del poste.

El partido estaba para un gol del Alcorcón y éste llegó en un saque de esquina en el minuto 41, cuando Héctor Verdés aprovechó la pasividad defensiva de los rojiblancos, sobre todo del central senegalés Pape Diakhaté, para firmar el 0-1 y dar emoción a la eliminatoria. El Granada mejoró en el segundo tiempo ante un equipo madrileño que en ningún momento le perdió la cara al encuentro, aunque los rojiblancos empezaron a acumular llegadas peligrosas tras la temprana entrada al campo del Piti y de Riki. Dani Giménez mantuvo a los suyos en la eliminatoria con un paradón a remate a bocajarro con la testa de un enchufado Riki (m.72), diez minutos antes de que Nagore enganchara un balón suelto lejos de la frontal del área para pegar un derechazo y hacer el 0-2 al sorprender a Karnezis.

Con el Granada volcado para evitar el tiempo extra, Juli tuvo la clasificación de los visitantes en el tiempo añadido con un disparo desde una posición escorada que toco la red por fuera. La primera parte de la prórroga fue igualada, con el Granada rozando el gol en un remate de Recio que sacó bajo palos Nagore y en otro de Diakhaté que paró Dani Giménez, y el Alcorcón en una cabalgada de Iribas que frenó a la perfección Murillo. En los quince minutos finales, con dominio visitante, no hubo ocasiones, por lo que el pase de eliminatoria se resolvió en la tanda de penaltis, en la que fallaron el local Piti y el visitante Rubén Sanz, aunque el fallo decisivo que dio el pase a los madrileños fue, en el duodécimo penalti lanzado, de Murillo. De esta forma, se mantiene una temporada más el idilio entre el Alcorcón, uno de los equipos con menor presupuesto de Segunda División, y la Copa del Rey continua cuatro años después de iniciarse aquel 27 de octubre 2009, día en que vencieron al Real Madrid en Santo Domingo por 4-0, en la ida de los dieciseisavos de final. Ahora le toca esperar a hoy para conocer a su rival en octavos, que saldrá del vencedor de la eliminatoria que enfrenta al Espanyol y al Jaén.

DAVID MIRANDA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.