Publicidad

El Getafe completó un encuentro correcto en todas las líneas que convirtió en victoria en cuanto encontró el desajuste de un Mallorca incapaz de asustar a David Soria

GETAFE / 1 MARZO 2020 / Con el estrés físico y mental acompañando al Getafe en su maleta desde Amsterdam hasta Palma, los azulones tenían que resetearse para volver a competir. Sin excesos, se dedicó apasionadamente pelear del minuto 1 al 90 y de por medio supo cumplir ofensivamente, con un estético cabezazo de Maksimovic, para recoger los tres puntos de la visita.

Bordalás solo se ajustó a rotar lo obligado. Kenedy y Etebo entraron en lugar de los sancionados Cucurella y Nyom, aparte de un Ángel que tuvo al fin su turno en la titularidad.  Por parte de los bermellones, una ausencia importante de última hora: el goleador Budimir no llegaba debido a unas molestias, perdiendo olfato en la delantera. 

Publicidad

El partido en el primer tiempo tuvo poca historia. Ritmo lento en la circulación, pocos riesgos y menos inspiración de los atacantes, incapaces de superar a las respectivas defensas. El Getafe pudo llegar un poco más lejos en sus ataques, pero nunca conectaron los jugadores para finalizar de forma oportuna, por lo que ninguno de los porteros se llegó a ver en obligaciones relevantes.

El encuentro, fruto de la impotencia de los equipos por su incapacidad para imponer un choque en sus términos, se perdía en protestas al árbitro, que no cedía a las solicitudes de los jugadores.

Tras el descanso se vio finalmente el primer instante de dominancia. El Getafe consiguió encaramarse a los dominios de Manolo Reina realizando dos ocasiones con Etebo como protagonista. En ambos el nigeriano recibía el centro de su lado contrario: primero cruzaría en exceso con una posición franca; en la segunda puso más mimo al recibir a la pierna mala y cruzó la volea obligando a sacar una mano determinante al cancerbero de los mallorquines.

Maksimovic hizo el gol desde la finura característica

Los contratiempos físicos del Cucho y Reina pararon las conveniente aspiraciones de gol azulón, por lo que el Getafe tuvo que volver a construir desde los cimientos. Lo consiguió de nuevo y en llegada a metros finales esta vez sí acertó. La elaboración fue igual que en las ocasiones previas. A la zona decisiva, tras el centro lateral de Kenedy, esta vez llegaría Maksimovic, que plantado y sin saltar, dio un elegante impulso a su cabezazo para mandar su remate a la red.

Con el marcador a favor, el Getafe se acomodó en la situación de partido para evitar réplicas de los locales. La presión siguió alta y el Mallorca no encontraba soluciones ni en corto ni en la pelea de sus delanteros recibiendo balones largos, donde Etxeita y Djené se lucieron como figuras destacadas.

La defensa azulona acordonó la portería de Soria

Bordalás sacó del banquillo dos jugadores para intentar poner el broche. Requirió de la velocidad de Deyverson y Amath para exprimir los espacios que los de Vicente Moreno dejaban, obligados a arriesgar para igualar el partido. El Mallorca fue con todo como opción extrema en los minutos de descuento, si bien pudo conseguir que el Getafe retrocediera metros, no halló manera de terminar con mínimo peligro alguno de sus acercamientos.

La combinación de Deyverson con Mata aprovechando el desorden rival pudo poner punto final, pero salvó Reina. La espera hasta el 97 no conllevaría apenas suspense y el Getafe se llevó el triunfo de Son Moix. Siendo un choque igualado, los de Bordalás sacaron la diferencia para vencer con un impoluto trabajo defensivo y siendo más insistentes en su juego vertical, con el que a base de probar a picar en la puerta rival, acabaron hallando la grieta para lograr el gol que vale tres puntos

Los azulones regresan a la zona de Liga de Campeones, demostrando en primer lugar que la Europa League no es una distracción de los deberes habituales y en segundo que el Getafe dará guerra por hacerse con un sitio en la máxima competición continental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.