Publicidad

Los fuenlabreños supieron frenar la racha triunfal de los asturianos

FUENLABRADA / 23 NOVIEMBRE 2020 / Visitaba el CF Fuenlabrada a un Oviedo imponente. Los locales venían de tres victorias consecutivas con un ritmo de apisonadora hacía los puestos del playoff. Pero el ‘Fuenla’ no se iba arrugar. Salieron los de Sandoval a mandar con Dieguez estrenándose en la posición de pivote.

Tanto mandó el Fuenla que empezó a generar ocasiones de peligro. En el 16 tuvo una clarísima en una carrera de Kante, que sirvió el balón atrás y Mula no acertó a rematar entre los tres palos. El Oviedo respondió con un remate de Tejera lejano que taponó Pulido.

Publicidad

Pero el ‘Fuenla’ no levantó el pie del acelerador e Iban gozó de otra ocasión en el interior del área que también se fue desviada. Siguió sumando disparos de los visitantes: Mula, Iribas, Kante… Empleaban a fondo a la defensa del Oviedo mientras Juanma Pulido y Glauder con mucho esfuerzo contenían a los locales.

La balanza estaba a favor del ‘Fuenla’, pero el fútbol torció la cara y en un remate lejano de Nahuel el balón hizo un extraño a Rosic y el Oviedo se adelantó a tres minutos del final. Ocho remates en la primera parte y sin suerte del Fuenla. A pesar de la gran primera mitad, tocaba remar contra corriente. Otro reto para la segunda mitad.

Doble ocasión

Salió el Oviedo a intentar morder al Fuenla  y tuvo una doble ocasión en el 48, pero Rosic estuvo enorme con una doble parada que sirvió para desquitarse del gol encajado y salvar al equipo de encajar el segundo. En el 52 llegó el merecido premio.

Publicidad

Una gran jugada de Randy habilitó a Kante. En un primer momento perdió el balón, pero ese ADN Fuenla que se impregna en todo el que viste este escudo le hizo luchar el balón y provocar un penalti que a la postre acabó transformando.

Siguió creciendo el Fuenla a raíz del gol y dominó el balón. Con el paso de los minutos Sandoval buscó meter algo más de velocidad para que no se apagara el equipo e introdujo a Feuillasier por Mula.

A los pocos minutos llegó la expulsión de Blanco Leschuk por una entrada sobre Juanma en la que vio la segunda tarjeta amarilla. Con la nueva situación el Fuenla dio un paso al frente y sustituyó al amonestado Dieguez y a Glauder por Pinchi y Moi Delgado. Cambios para ir a por el partido. Un minuto después Kante rozó el gol.

Publicidad

El Oviedo no se arrugó pese a estar con diez y presentó batalla y creo peligro con el balón parado. Espadas por todo lo alto con las tablas en el marcador. Murió el partido en tablas, pese a que el Fuenla mereció más y fue mejor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.