El Alcorcón dice adiós a su sueño copero

FÚTBOL / 16 ENERO 2014/ El Espanyol sufrió para evitar el ‘Alcorconazo’ en la vuelta de los octavos de la Copa del Rey, después de que el conjunto madrileño se adelantara en el minuto cuatro y se viera forzado a protagonizar una remontada épica con dos goles en tres minutos en el tramo final del partido.

El Alcorcón, que firmó un 1-0 en la ida, se lo puso muy difícil a los catalanes, que acosaron el área de Dani Giménez. El portero se lució, sobre todo en la segunda parte, y permitió una resistencia admirable. De hecho, en el minuto 80, Javi firmaba el 2-2, que encarrilaba la eliminatoria. Pero el guión tenía otro final previsto en Cornellà La afición perica arrancaba ilusionada, pero cuatro minutos duró la euforia en el feudo catalán. Óscar Plano ajustó el balón al poste y logró el 1-0. La velocidad en la jugada pilló por sorpresa a la defensa blanquiazul. Con el tempranero gol en contra,el Espanyol no perdió la concentración y firmó una rapidísima réplica apenas cinco minutos después, cuando Javi López se escapó de la presión y centró a Córdoba, bien cubierto en el área. El colombiano asistió a Simao, totalmente solo, y el portugués superó a Dani Giménez con contundencia.

Los catalanes necesitaban seguir marcando y no rebajaron su apuesta ofensiva. Esto se traducía en espacios y riesgos, y justo en la siguiente jugada el bloque amarillo envió un cabezazo a pocos centímetros del palo izquierdo. Las urgencias eran visibles y el ritmo del encuentro, elevado. La insistencia acabó favoreciendo al Espanyol. En el minuto 22, el árbitro señaló penalti para los catalanes por un derribo claro de Iribas sobre Simao. Giménez adivinó las intenciones de Sergio García, pero no llegó a atrapar su lanzamiento. Era el 2-1 en Cornellà y el pase a cuartos estaba a un gol de diferencia. El Alcorcón no especulaba: Casilla se lució en el 27 para desviar un tiro de Pacheco desde fuera del área. Pero a medida que se acercaba el descanso, la presión local era más evidente. El acoso al rival, encerrado en su campo, era total, con recuperaciones, segundas jugadas y varias ocasiones.

La oportunidad más clara del monólogo perico fue un centro de Sergio García, después de regatear a prácticamente toda la defensa visitante, hacia Jhon Córdoba. El ariete estaba en una buena posición, sin marca, pero no acertó con su cabezazo. No sería el último aviso del Espanyol. El colombiano dispuso de un uno contra uno en el 68 tras una gran carrera, que fue a las manos del portero. Y Stuani mandó el balón al palo dos minutos después. Los de Miguel Álvarez, por su parte, debían afrontar el vendaval anfitrión sin más cambios, ya que Sales y Jesús, éste en la primera parte, se fueron en camilla.

De todas formas, el Alcorcón se desquitó a lo grande en el minuto 80, cuando Javito culminó desde la frontal un pase en profundidad de Prendes. Su disparo cruzado era imparable para Casilla, con la mayor parte de sus compañeros volcados en ataque. El 2-2 obligaba al Espanyol a marcar dos más para pasar. Prácticamente imposible. Entonces, Víctor Álvarez invitó a su afición a soñar. Marcó en el 84 tras ganarle la espalda a la zaga del Alcorcón. Esta vez Dani Giménez, muy inspirado, no pudo hacer nada. Y faltaba el colofón, la espectacular diana de Pizzi en el 86. El portugués, desde el vértice del área, asestó un latigazo al palo, que se coló por la escuadra, sin opción alguna para Dani Giménez y arrebatando al Alcorcón el sueño de disputar por primera vez en su historia una eliminatoria de Cuartos de Final de la Copa del Rey.

DAVID MIRANDA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.