Publicidad

Agentes de la Policía local de Valdemoro han instruido diligencias judiciales para que se investigue a un individuo, vecino de la localidad, como como presunto autor de un delito de maltrato animal.

Según ha informado Jefatura en redes, el hombre estaría presuntamente implicado en el hecho de que su perro se precipitase desde un quinto piso a la calle el pasado viernes, día de Navidad.

Publicidad

La Policía se apoya en las manifestaciones de «varios testigos», así como en las «incoherencias en el relato del dueño del can». Por ello, valora que el investigado podría «haber arrojado al can por la ventana».

El animal, según la información facilitada por la Policía, fue trasladado por un vecino a un centro veterinario en «estado muy grave». Los hechos ocurrieron en calle Parla del municipio valdemoreño.

El perro ha caído desde una altura de al menos diez metros a la calle, recibiendo importantes golpes. Hasta el lugar acudió primeramente un vecino, que fue el que lo trasladó a un hospital veterinario.

El can herido.

El can, rebautizado como Santa, sigue estable dentro de la gravedad, según ha informado la Asociación de Iniciativa para el Bienestar de los Animales (Aiba), cuyos miembros acudieron para ayudarle al centro veterinario, donde no se ha personado el dueño del animal.

«El pis sigue siendo oscuro y sus deposiciones son muy sueltas y con sangre. Esto puede ser tanto por la medicación como por lesiones internas. Le han reajustado la medicación. Nos han confirmado que este lunes le realizarán un Tac, para poder seguir avanzando en su recuperación. Gracias a todos por vuestros comentarios de ánimo y vuestra ayuda», ha señalado la asociación que pide ayuda para pagar los gastos veterinarios.

Huye tras verse implicado en un accidente

Por otro lado, la Policía local detuvo el pasado jueves por la tarde en la calle Pozo Chico a un conductor que había abandonado el lugar tras verse implicado en un accidente de tráfico.

Según la Policía, tras ser localizado el vehículo, su conductor fue sometido a la prueba de alcoholemia, que arrojó un resultado positivo, ya que el detenido triplicaba la tasa permitida.

De hecho, según los datos facilitados, la prueba arrojó una tasa de 0.87 mg/l en aire expirado. Inmediatamente, se procedió a la detención del sujeto y a la instrucción del atestado por delito contra la seguridad vial.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.