Publicidad

La delincuencia tuvo un comportamiento desigual el año pasado en la zona de la Sierra de Guadarrama. Así, mientras en algunos municipios se han incrementado los delitos con respecto a 2020, principal año pandémico en el que la delincuencia descendió notablemente a causa de los confinamientos, estados de alarma y restricciones de la movilidad, en otros pueblos se ha registrado un descenso en el número de crímenes.

Es necesario reseñar que el Balance de Criminalidad elaborado por el Ministerio del Interior analiza únicamente los datos de las localidades con población superior a 20.000 habitantes, que en la zona de la Sierra de Guadarrama son Collado Villalba, Galapagar y Torrelodones.

Publicidad
Guardia Civil en Torrelodones

De los tres municipios, Torrelodones es la localidad donde más se ha incrementado la criminalidad en 2021 en comparación con el año anterior. Las infracciones penales han subido en Torrelodones un 9,6%, pasando de 1.037 en 2020 a 1.137 en 2021. Los delitos cuya incidencia se ha visto más incrementada han sido los relacionados con la libertad e indemnidad sexual, los robos con violencia e intimidación y los de tráfico de drogas. En cambio, descienden las sustracciones de vehículos.

En Collado Villalba la criminalidad ha crecido un 7,6% en el 2021 con respecto a 2020. Se han registrado 2.531 infracciones penales en el año que acaba de finalizar frente a las 2.353 que se notificaron en 2020.

Mientras delitos como los homicidios en grado de tentativa, el tráfico de drogas o las sustracciones de vehículos han visto reducida su incidencia en Collado Villalba en el último año, crecen delitos como los robos con violencia e intimidación, los hurtos y los robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones.

Galapagar ha registrado, por el contrario, un descenso en la criminalidad de 2021 con respecto a la de 2020 de un 4,3%. Se han reducido los robos con fuerza en domicilios o establecimientos, mientras han crecido muy notablemente las sustracciones de vehículos o las tentativas de asesinatos (dos en 2021 frente a ninguna el año anterior). El total de infracciones penales en 2021 queda en 1.631 frente a las 1.705 de 2020.

En casi todos los municipios de más de 20.000 habitantes de la Comunidad de Madrid aumentaron los delitos el año pasado, debido a la comparativa con el año pandémico de 2020, salvo el ya comentado caso de Galapagar y Pozuelo de Alarcón.

La tasa más baja de la serie histórica reciente

En general en toda España, según los datos registrados por los diferentes cuerpos policiales, durante el año 2021 las infracciones penales han sumado un total de 1.957.719 hechos, lo que constituye un aumento de +10,8% con respecto al año 2020. «Este diferencial está ligado a las condiciones especiales ocasionadas por la pandemia generada por la COVID-19, que propició en 2020 un acusado descenso de la criminalidad», explican desde el Ministerio del Interior.

Sin embargo, y a pesar de que 2021 ha supuesto un retorno a escenarios y cifras similares a los de los años anteriores a 2020, «cabe destacar que los datos de 2021 presentan la tasa de criminalidad (41,3 infracciones penales por mil habitantes) más baja de toda la serie histórica reciente, a excepción de 2020», destacan.

Olga Martín

Periodista especializada en el ámbito digital. Cuenta con más de 15 años de trayectoria profesional como redactora en diferentes periódicos, agencias de noticias y cadenas radiofónicas, aunque en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.