Publicidad

Dolor y rabia. Dos sentimientos fácilmente identificables entre los vecinos que ayer vieron como parte de su vida, sus recuerdos, sus historias, se enterraban entre los escombros que dejaba el comienzo de la demolición de sus casas.

Muchos otros sanfernandinos, afectados o no por la Línea 7B de Metro, quisieron acompañarles en un momento que, sin desearlo, tenía que llegar. Una mezcla de incredulidad y agotamiento, ante lo que ya son 14 años de una lucha que no cesa.

Publicidad
Trabajos de demolición de los edificios de la calle Rafael Alberti 1 y 3 y Presa 4 – Fotografía N.M. Díaz

Una de las vecinas afectadas, Eva Mª Medina, residente con su familia, ( hasta hace 8 meses cuándo fueron desalojados a un apartahotel por el riesgo de derrumbe), en el edificio de Rafael Alberti nº 1, no podía esconder ayer su dolor. Un sentimiento mezclado con la seguridad de que «esto se tenía que haber solucionado antes«.

Como señalaba Eva, entre lágrimas, «necesito estar aquí para cerrar esta etapa, una etapa de mucho dolor, aunque el dolor no nos lo va a quitar nadie ni nadie nos va a pagar lo que he dejado en esa casa». «Ojalá que las promesas de David Pérez de que nos van a dar indemnizaciones justas, que de verdad sean lo más justas posibles», comentaba Eva.

«Nadie me va a pagar los juguetes de mi hijo, ni su pulsera de nacimiento, ni las fotos de mi madre; así que más vale que esas indemnizaciones sean realmente justas con lo que nos han quitado«, ha insistido Eva.

«He visto como se ha caído mi cama, la de mi madre, han salido volando juguetes, sus cuentos…es muy duro que te lo quiten así; esto no tenía que haber llegado nunca, llevamos 14 años diciendo lo que pasa, y lo que pido es que, ya que hemos llegado hasta aquí, que esto no lo pase nadie mas, que el dolor que tengo hoy no lo pase ningún vecino más de San Fernando; que lo solucionen ya, que se acabe este dolor», ha concluido Eva.

Eva Mª Medina, vecina afectada por Metro que ha perdido su casa – Fotografía N.M. Díaz

El alcalde de San Fernando de Henares, Javier Corpa, también quiso apoyar a sus vecinos. Como indicaba, «este está siendo uno de los días mas duros que estoy viviendo como alcalde, porque con la piqueta hoy se van recuerdos y el esfuerzo de toda una vida de muchas familias trabajadoras; mis vecinos tienen todo mi apoyo, su Ayuntamiento está con ellos y ellas y no vamos a parar hasta que haya una solución definitiva a todos y cada uno de los problemas que ha generado Metro en San Fernando de Henares».

Como ha insistido Corpa, «la Presidenta de la Comunidad con la tragedia del barrio de Salamanca hizo lo que tenía que hacer, que es ir a visitar ese barrio; la presidenta tiene que venir también a visitar este barrio y empatizar con los vecinos y vecinas, tiene que hablar con ellos, conocer sus necesidades, gente trabajadora con situaciones familiares muy diferentes«.

El alcalde, Javier Corpa, junto con los vecinos cuyas casas están siendo derribadas – Fotografía N.M. Díaz

«Este problema trasciende de directores generales, trasciende de viceconsejeros y consejeros; este es seguramente uno de los problemas más graves de la Comunidad de Madrid y por eso la presidenta tiene que estar aquí con los vecinos y vecinas«, ha subrayado.

¿Qué está pasando con los vecinos desalojados de Olavide?

Por su parte, Alejandro Escribano, uno de los últimos vecinos desalojados de la calle Pablo de Olavide, también presente en esta concentración, ha señalado que «la situación de los vecinos desalojados es de absoluto abandono, entre otras cosas porque hemos tenido muchos problemas administrativos para acceder a los pisos y a día de hoy, casi dos meses después de ser desalojados no tenemos noticias del consejero, no sabemos nada».

En este sentido, Alejandro, que ha tenido que marcharse a vivir a Alcalá de Henares con un familiar, ha subrayado que «hoy mismo me han cancelado un posible contrato de alquiler con las condiciones de Tragsa porque, literalmente, nos han dicho que no se fían de las condiciones de la Comunidad de Madrid, esa es la respuesta de la inmobiliaria y el propietario a la hora de intentar alquilar».

Alejandro Escribano, vecino desalojado de la calle Pablo de Olavide de San Fernando de Henares – Fotografía N.M. Díaz

Por último, Escribano ha explicado que, sobre las actuaciones que se van a hacer en sus viviendas «no sabemos nada, la empresa no se ha puesto en contacto con nosotros para explicarnos que van a hacer, de que manera y cuándo lo van a hacer, que indicios tienen de como están nuestras casas…no nos han contado nada».

Así, ha reiterado que «desde la Comunidad, el 29 de marzo nos prometió que si había problemas o cuestiones que tratar, así como informarnos, contactarían con nosotros; hasta ahora hemos puesto 3 requerimientos a la Comunidad de Madrid para que se citen con nosotros y ni siquiera hemos tenido respuesta«.

Natalia Moreno

Periodista. 19 años dedicada a la comunicación corporativa y la estrategia digital en el sector financiero. Es CEO de Itopía, consultora de marketing y comunicación digital y colaboradora en medios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.