El Ayuntamiento de Rivas, con el objetivo de seguir ahondando en la protección de los entornos escolares, haciendo estos espacios más seguros y saludables, ha comenzado esta semana las obras para instalar semáforos para marcar las restricciones de acceso a las Zonas de Bajas Emisiones Escolares, reforzando así la señalización vertical ya existente.

Dichos semáforos encenderán la luz roja cuando se inicie el horario restringido y se apagarán en cuanto finalice la restricción a la circulación, según ha señalado el Consistorio en un comunicado.

Esta semana se inician las obras en los colegios Las Cigüeñas, Mario Benedetti y Victoria Kent, cuya finalización está prevista para el próximo 7 de octubre, según han avanzado desde el Gobierno municipal.

Posteriormente, empezará la instalación de los nuevos dispositivos en los colegios Luyfe, Santa Mónica, Jarama, José Hierro, José Iturzaeta y Hans Christian Andersen.

Zonas de Bajas Emisiones en Rivas/ Ayto. Rivas

Zona de Bajas Emisiones Escolares

El pasado mes de septiembre de 2021, el Ayuntamiento de Rivas puso en marcha el ambicioso Plan de Movilidad Escolar Sostenible y Segura, convirtiendo los entornos escolares en Zonas de Bajas Emisiones, adecuándose así a la Ley de Cambio Climático y Transición Energética y sumándose a otras grandes ciudades como Londres, París o Barcelona que ya habían comenzado a implementar medidas en esa línea.

De esta forma, los entornos escolares pasaron a convertirse en Zonas de Bajas Emisiones Escolares (ZBEE), aplicando en todas ellas restricciones de acceso, circulación y/o estacionamiento de vehículos con el fin de mejorar la calidad del aire y mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero.

¿La meta? Proteger la salud de las niñas y los niños, mejorar la calidad del aire en el entorno escolar, cambiar los hábitos de transporte hacia una movilidad más sostenible, mejorar las condiciones de seguridad vial y prevenir la accidentalidad.

Rivas busca con esta medida situarse a la altura de grandes ciudades como París o Barcelona, que ya están implementando las Zonas de Bajas Emisiones en los entornos escolares como medida para luchar contra la contaminación y el calentamiento del planeta.

Además, recientemente se ha aprobado un proyecto que pasa por acondicionar las aceras de 13 zonas escolares de la ciudad, consolidando así las Zonas de Bajas Emisiones que han sido implantadas durante el curso que ahora termina.

El proyecto tiene un coste de 317.759,98 euros y afectará a los entornos escolares de los colegios Los Almendros, Dulce Chacón, José Iturzaeta, Jarama, Hans Christian Anderesen, Luyfe, Las Cigüeñas, José Saramago, Victoria Kent, La Luna, Rafael Alberti, La Escuela y José Hierro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.