Los barrios tienen su historia y en algunos casos son historias preciosas que merece la pena conocer. Un ejemplo es el barrio de La Fortuna de Leganés, un núcleo vecinal que nació en 1960 y que Manuel Taboada nos trae para que puedan disfrutarlos los lectores de Noticias para Municipios.

La Fortuna, una ‘colonia pecuaria’

El barrio de La Fortuna de Leganés, a varios kilómetros del casco urbano, sigue luchando por mantener servicios y la calidad de vida en este distrito. Fundado el 30  de octubre de 1960 con la denominación de «colonia pecuaria», los primeros habitantes de La Fortuna fueron basureros y recicladores de la época. Eran llamados «traperos» por el nuevo uso que conseguían dar a las ropas y trapos viejos. 

Publicidad

Los primeros habitantes de La Fortuna fueron basureros y recicladores de la época. Fueron llamados «traperos»

Llevaban a cabo la misma labor que hacen hoy los modernos servicios de recogida de residuos. Trabajaban para que los habitantes de las principales calles de la capital disfrutaran de una mayor comodidad y de una mejor salud medioambiental. Eran los años de la postguerra civil española. 

La estatua griega de bronce se encuentra en el Interior de la Fortuna

Su expulsión de Madrid y sus dificultades

finales de la década de 1950 fueron expulsados de la ciudad de Madrid. El día 14 de mayo de 1957, la Comisaría Urbana de Madrid y sus alrededores firman el decreto de expropiación de la Finca La Fortuna, ubicada en el sector de Orcasitas, en el kilómetro 5 de la carretera de Toledo. Se iba a desarrollar el Proyecto de Urbanización número setenta. 

En carros de madera tirados por mulas hacían su labor y su aislamiento les trajeron muchas dificultades

Se trasladaron, así, a un territorio nuevo, cercano a la ciudad, pero aislado de otras poblaciones. La nueva ubicación tenía suficientes pozos de agua subterránea como para que los primeros habitantes pudieran subsistir. El 11 de mayo de 1960, la Comisaría General del Ministerio de Vivienda aprueba la ordenación de la Colonia Pecuaria La Fortuna. Se funda oficialmente el 30 de octubre de 1960.

Publicidad
El barrio está flanqueado por dos autopistas, entre ellas, la R-5.

Sus habitantes siguieron haciendo su labor. En carros de madera llevados por mulas como hacían hasta entonces, y recorriendo largos caminos de tierra, muchas veces embarrados. Ida y vuelta a la ciudad. En su labor diaria.

Publicidad

Desde su fundación, La Fortuna ha tenido muchas dificultades para desarrollarse. Y ha sido, precisamente, la lucha de sus habitantes lo que principalmente ha conseguido que el barrio hoy tenga las mismas comodidades que cualquier otra población de la Unión Europea.

Es el aislamiento territorial de la ubicación que se encontró para los habitantes de la originaria Finca La Fortuna, la característica que más ha influido a sus vecinos. 

El distrito de La Fortuna, con una avioneta sobrevolando la zona en dirección a un aeródromo próximo.

Aislados por autopistas y aeropuertos

Inicialmente existieron dificultades para distribuir la energía eléctrica, las comunicaciones por carretera o los servicios de educación escolar o sanitarios. A los pocos años de servicio, el primer médico de la población decidió cambiar su residencia a La Fortuna, ahorrándose así largos viajes por caminos mal cuidados. 

Su población está formada por generaciones de mujeres y hombres que, desde 1960 hasta hoy, han luchado y siguen luchando por mantener  y mejorar constantemente este territorio, convirtiéndolo en un lugar donde poder vivir con dignidad.

Tractor abandonado en la única vaquería que queda en el barrio.
Bandada de palomas sobrevolando una de las 4 gasolineras del barrio

La Fortuna está aislada en el territorio, lejos de otros núcleos urbanos y bordeada por dos autopistas. Mientras, al Este y al Oeste de La Fortuna hay dos parques: el Parque de La Fortuna y el Parque del Arroyo Burtarque.

Al Norte y al Sur, el barrio está flanqueado por dos autopistas, la M-40 y la R-5. Cruzando la M-40 se entra en el término municipal de Madrid y es el lugar donde se ubica un histórico aeropuerto civil, el Aeropuerto de Madrid-Cuatro Vientos.

Primeras construcciones

Todavía hoy se mantiene en pie la primera casa construida y una vaquería. Los espacios que ocupaban los basureros de antaño hoy son parques modernos bien conservados.

Domingo Dos Santos, el primer promotor y constructor del barrio, fue quien gestionó la reubicación forzosa dictada por el estado franquista de la época. Muchos todavía recuerdan cómo la familia Dos Santos se esforzó por traer agua y luz al territorio que entonces todavía era denominado como colonia pecuaria.

Domingo Dos Santos, el primer promotor y constructor del barrio, fue quien gestionó la reubicación forzosa dictada por el estado franquista de la época

La asociación «El Progreso de La Fortuna» fue de las primeras agrupaciones comunitarias que, con el comienzo de la democracia, luchó por la mejora de la salubridad del agua, por el acceso a la sanidad pública y por las mejoras de las comunicaciones con los municipios colindantes.

Antiguo domicilio de la familia Dos Santos. Primera casa del barrio.

En 1998 se aprueba el Plan Parcial de La Fortuna. A partir de entonces, La Fortuna se convierte poco a poco en un barrio moderno, preparado para empezar el siglo XXI a la altura de los estándares europeos.

En 1998 se aprueba el Plan Parcial de La Fortuna y a partir de entonces, La Fortuna se convierte poco a poco en un barrio moderno

El «Club Butarque Pesca» y las personas que hoy día siguen esforzándose por mantenerlo activo son un grupo de ciudadanos que cuidan el medio-ambiente del Parque Arroyo Butarque.

Hoy en La Fortuna se puede disfrutar de la pesca deportiva, de una variada flora y fauna salvajes. Hoy, en definitiva, en La Fortuna se puede disfrutar de todas las comodidades de la vida urbana.

FIRMA: Un reportaje (texto y fotos) de MANUEL TABOADA

Participa en la conversación

2 Comentarios

    1. Hola Jesús, soy Manuel Taboada, el autor del foto-reportaje. Un gusto leer que la historia que he escrito coincide con tu experiencia real.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.