Publicidad
Publicidad

El coordinador autonómico de Podemos y segundo teniente de alcalde de Alcorcón, Jesús Santos, ha aprovechado una interpelación al consejero de Administración Local y Digitalización de la Comunidad de Madrid, Carlos Izquierdo, sobre el Plan de Inversiones Regionales (PIR) para pedir que las inversiones comprometidas lleguen a los barrios «gobierne quien gobierne».

«Les pido que hagamos el partidismo a un lado y reflexionemos. Las administraciones públicas, en este caso la Comunidad de Madrid, tienen que ser capaces de poner en marcha sus propios proyectos en tiempo y forma. Porque la voluntad política es importante. Pero más allá de eso, tenemos que dotarnos de mecanismos para que, cuando una inversión se aprueba, llegue a los barrios, gobierne quien gobierne», destacó Santos, también portavoz de Ganar Alcorcón.

El diputado madrileño ha recordado que aún hay inversiones que siguen sin llegar, a pesar de estar presupuestadas desde el año 2016, y para explicar que el Plan de Inversiones Regional (PIR) «son inversiones comprometidas para abordar diferentes necesidades de los barrios: desde adecentar un polígono a reformar un polideportivo», haciendo alusiones al Polígono de Urtinsa de Alcorcón, cuyo adecentamiento aún está pendiente.

Santos también dedicó parte de su intervención para hacer un recorrido de los barrios y municipios de la periferia, recordando que, a mediados del siglo pasado, en muchos de ellos «vivían en chabolas, no había agua corriente y servicios como la recogida de basuras o el asfaltado no siempre estaban garantizados».

Publicidad
Jesús Santos durante su intervención en la Asamblea/ Ganar Alcorcón

La lucha vecinal

«La lucha vecinal cambió todo eso. A golpe de movilización, las políticas públicas llevaron las infraestructuras y los servicios públicos a la periferia. Llegaron el asfaltado, los tendidos eléctricos, los centros de salud o el alcantarillado», recordó Santos.

El dirigente de Podemos definió este proceso como «La democracia de lo concreto», entendida como la «dignificación del día a día» y la que «afirma nuestro orgullo de barrio, a la vez que reivindica que todas y todos podamos tener las mismas oportunidades.»

«La democracia entendida como que cualquier niña o niño pueda estudiar en su colegio público sin goteras y con calefacción en invierno, que cualquier persona pueda volver con seguridad a su casa por la noche porque su calle esté iluminada o que cualquier vecino pueda acceder a la cultura o al deporte sin importar el dinero que tenga en la cuenta bancaria.» afirmó Santos.

Finalmente, el edil alcorconero y diputado finalizó pidiendo que se abordara el debate en serio y que, sobre todo, se buscaran soluciones, sobre todo a aquellos retrasos que, como en el caso de Alcorcón, todavía tiene pendientes obras por valor de 6 millones de euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.