Publicidad

Los centros de salud no reabren porque “no hay profesionales”, asegura Mónica García

REGIONAL / 20 JULIO 2020 / Más Madrid lleva contabilizados hasta el momento 80 millones de euros gastados por el Gobierno regional en el hospital temporal de Ifema, un proyecto que vieron “innecesario” y donde a su juicio se realizaron contratos “opacos”.

En una entrevista tras ser elegida hace unos días líder de la dirección de Más Madrid en la región, la diputada Mónica García ha manifestado que tanto el cerrado hospital de Ifema como el futuro hospital de pandemias “han buscando el efecto propagandístico” y, a su entender, no refleja lo que estaba pasando en los hospitales durante los meses más duros de la enfermedad.

“Cuando hay una epidemia el Gobierno no es capaz de sentirse orgulloso de su sistema sanitario público y lo que hace es desviar la atención a un hospital de campaña que para organizarlo tuvo que desmantelar otros hospitales de campaña y sitios dentro de los hospitales. Los actos que tuvo el Ifema fueron usados como ariete propagandístico. Si luego ves los datos, las cifras de los pacientes tratados te das cuenta que donde estuvo el peso de la pandemia fue en los hospitales”, ha aseverado.

En ese sentido, ha criticado la “deslealtad” de la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, por poner no poner el foco en la Sanidad Pública y por apostar por el hospital de Ifema, “una infraestructura innecesaria”. Sobre ese centro, García detalla que “tuvo mil pacientes solo durante diez días, cuando proyectaron el hospital más grande del mundo con 5.000. Muchos de ellos pacientes leves que se hubiera podido seguir con atención primaria si no la hubieran desmantelado”.

La recién elegida líder de Más Madrid en la Comunidad de Madrid, Mónica García (Foto: EP)

Ifema sirvió, puntualiza la dirigente de Más Madrid, “como una plataforma para entregar contratos de manera obscena. Hemos analizado contratos y vamos por 80 millones en un hospital que duró 41 días. Y donde fueron más de la mitad de los presupuestos de los EPIs. No solo ha sido una plataforma publicitaria, sino nuevamente una plataforma para inyectar ingresos sin justificar”, ha apostillado.

La portavoz adjunta de Más Madrid en la Asamblea enjuicia también que ahora el Ejecutivo autonómico “se dé prisa en meter las excavadora en un hospital de pandemias, que los epidemiólogos dicen que es innecesario, y sin embargo no son capaces de entender que nuestra Sanidad pública se basa en la Atención Primaria, teniendo centros de salud cerrados”.

Cierre de Atención Primaria

La dirigente de Más Madrid no entiende por qué a día de siguen sigan cerrado tantos centros de salud y sus unidades de urgencias, teniendo en cuenta que la Atención Primaria es “crucial” para el seguimiento de la pandemia.

“No se abren porque no hay profesionales. El mundo del Gobierno del PP gira en torno a las infraestructuras y nuestro mundo gira en torno a los profesionales porque ellos son los que lo sostienen y serán capaces de darnos seguridad en caso de rebrote. Hemos propuesto más contratación de profesionales de Atención primaria, rastreadores, expertos en salud pública, actualizar un sistema informático del siglo XXI y otras propuestas; pero las excavadoras están en el hospital de pandemia”, ha declarado.

La diputada autonómica tampoco sabe si los datos facilitados por la Consejería de Sanidad sobre contagiados y rebrotes son correctos. “¿Cómo es posible que haya entre 50 y 100 casos al día de coronavirus y no sepamos dónde están. Ni sabemos si corresponde a un brote, a un foco, si los estamos siguiendo, es imposible saberlo”, ha añadido.

Tampoco cree que se esté haciendo bien la vigilancia epidemiológica. “El paso de los casos individuales a la transmisión comunitaria es una línea muy fina, ya cuando has pasado esa línea ya tienen el desastre encima de la mesa, que es lo que pasó en marzo – explica García – No entiendo cómo la Comunidad no pone toda la carne en el asador para minimizar ese paso y por qué no hemos contratado a los mil rastreadores que nos hacen falta para que de cada caso seamos capaces de seguir todos los contactos”.

Mónica García también ha lamentado que en Madrid los médicos residentes MIR sean utilizados como “mano de obra barata”, no se asegure correctamente su formación y sus reivindicaciones son “de lógica y sentido común”. “Son nuestros futuros profesionales y lo que piden a la Comunidad es trabajar en condiciones dignas para formarse. La Comunidad dijo al principio que eso era inasumible y lo viene demostrando todo el rato con los contratos que han ofrecido para Atención Primaria, etcétera”, concluye.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.