La Policía local de Pinto consiguió liberar en los últimos días a una niña que había quedado atrapada entre los barrotes de una valla.

Según ha informado Jefatura, el aviso aludía a la calle Bélgica, donde una menor introdujo la cabeza entre los barrotes de una valla.

Publicidad
Publicidad

Ante ello, los agentes recurrieron al gato hidráulico que llevaban en el coche patrulla (para el cambio de ruedas) para separar los barrotes. La niña «se encontraba perfectamente y sin heridas», según las mismas fuentes.

Algunas de las pintadas callejeras.

Por otro lado, la policía local ha denunciado a tres jóvenes menores de edad por realizar grafitis en la fachada de un edificio.

Un aviso ciudadano alertó de las pintadas y, tras localizarles, los agentes les trasladaron a dependencias para avisar e informar a sus padres.

Publicidad

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.