El Gobierno local de Pinto (PSOE, Podemos y Unidas Podemos) ha calificado de «nuevo desprecio de la Comunidad al municipio» el anuncio de la Comunidad de Madrid de «dejar al municipio sin un médico que atienda las posibles urgencias médicas ciudadanas y trasladar toda esa responsabilidad en un profesional de enfermería».

El Ejecutivo del socialista Diego Ortiz ha expresado su «indignación» por esta decisión, al considerarlo como «un nuevo desprecio a la Atención Primaria y al municipio de Pinto».

Así, el Ejecutivo ha recordado que, con la nueva situación que hay ahora mismo sobre la mesa en el organigrama de las urgencias extrahospitalarias, «será un enfermero o enfermera quien deberá ver al paciente o valorar su derivación a otro centro de salud o, en función de la urgencia, contactar con el personal de SUMMA».

Pinto queda fuera de los centros de salud de la región que abrirán sus puertas con personal suficiente y equipo multidisciplinar completo y, con ello, » se desatiende la petición de que fueran 78 los centros -Pinto incluido- con la dotación multiprofesional suficiente para dar cobertura a las necesidades asistenciales de la población».

Para el Ejecutivo local, esta medida es «una prueba más del ensañamiento que el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, mantiene  con las vecinas y vecinos de Pinto».

El alcalde, durante un encuentro económico.

Delicada situación sanitaria

El pasado 14 de noviembre, el regidor anunció que la Comunidad de Madrid no contemplaba en sus presupuestos de 2023 ninguna inversión para Pinto en materias de su competencia. En esa comparecencia, Diego Ortiz ya denunció la difícil situación que atraviesa la sanidad en el municipio, con el «servicio de urgencias a veces cerrado por falta de personal, con una evidente falta de material esterilizado y con escasez de botellas de oxígeno para hacer frente a urgencias de carácter respiratorio».

También reivindicó la construcción del tercer Centro de Salud, del que el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, confirmó su inminente licitación, «pero del que no hay constancia presupuestaria». Se trata de una instalación que el municipio lleva trece años reclamando.

El Ejecutivo pinteño anunció que presentaría una «batería de enmiendas» al presupuesto. «No vamos a estar callados», dijo el regidor pinteño tras anunciar que enviaría cartas para pedir una reunión a Ayuso y a los consejeros de cada área para que le expliquen mirándole a la «cara» cómo financiará la Comunidad de Madrid el tercer centro de salud anunciado hace unas semanas, la obra de la calle Ferrocarril, o los trabajos de mejora en colegios e institutos.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.