Publicidad

Martes negro en el transporte urbano de Parla. Ayer, el servicio del Tranvía sufrió el corte total del servicio en ambas direcciones debido al daño provocado por un camión de reciclaje a la catenaria de la vía, incidente que se solventó ya por la noche aunque hubo servicios parciales.

Pasadas las 10:00 horas de la mañana, la empresa Tranvía de Parla anunciaba la suspensión del servicio en ambas vías. «Estamos trabajando para resolverlo lo antes posible. Disculpen las molestias», agregaba el mensaje.

Publicidad

Según dejaron constancia algunos usuarios en redes, el siniestro se produjo porque un camión de reciclaje llevaba la pluma «subida y se ha llevado la catenaria, provocando el destrozo que había en Parla Este». La empresa gestora del tranvía no confirmaba el suceso.

Fuentes municipales sí lo han hecho. Así, han explicado que, según las primeras hipótesis, el vehículo estaba recogiendo la pluma una vez en marcha, lo que habría provocado el accidente.

Revisión de los puntos

Otros usuarios han pedido «una revisión de seguridad en todos los puntos que sostienen los cables». «Un minuto antes -esgrimen-, y ese cable que se ha roto hubiese caído encima de dos señoras que estaban con sus carritos de bebé».

Durant la mañana se llevaron a cabo servicios parciales en las vías 1 y 2 desde Parque Parla Este hasta el polígono Industrial. Quedaron sin servicio, sin embargo, las paradas de Avenida de Sistema Solar, Tierra Norte y Sur, Venus Norte y Sur, Estrella Polar Norte y Sur, y Jaime I Norte y Sur.

Ya por la noche, Tranvía informaba que el servicio quedaría «restablecido en todo el recorrido, tanto vía 1 como vía 2, con los horarios y frecuencia habituales».

Un joven ha resultado herido grave al estrellar su coche contra la parada de la calle del Sistema Solar de Parla, por causas que se están investigando.

Uno de los últimos accidentes con el tranvía parleño se registró en septiembre del pasado año, cunado un conductor fue trasladado al hospital Doce de Octubre, al tiempo que los dos acompañantes sufrían heridas leves al estampar su vehículo contra una parada del tranvía. Como consecuencia del siniestro, el servicio de Tranvía quedó suspendido en ambos sentidos durante varias horas.

En 2015, un convoy llegó a descarrilar tras el choque con un turismo que, previamente, se había saltado un semáforo en rojo. Mientras, en 2016, una joven resultó muy grave al ser atropellada por otro tranvía. El impacto le causó un traumatismo craneoencefálico severo, perdida de consciencia e imposibilidad en la respiración.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.