Atravesado el ecuador de la legislatura, debemos parar y reflexionar sobre nuestra participación en el gobierno municipal. Han sido dos años complicados por lo que todos y todas conocemos, la pandemia mundial sobrevenida que tanto dolor nos ha causado. Por si fuera poco, a principios de año llegó la borrasca Filomena, obligándonos a hacer frente a un gran estrago medioambiental: 9.000 árboles afectados (entorno al 20%), 362 toneladas de biorresiduos vegetales ya recogidas en marzo, más que en todo el año anterior completo.

Han sido dos años en los que hemos reforzado los servicios sociales como máxima prioridad, siendo un compromiso tanto político como personal. Creamos fondos de ayuda, habilitamos cuentas para realizar donaciones, ampliamos los contratos de limpieza, generamos planes de empleo… Todo programa era poco para la dureza de la situación.

Publicidad

Pero eso no ha sido lo único. Hay que tener los pies en la tierra y la mirada puesta en el futuro. Han sido, también, dos años de preparación y construcción de proyectos que afronten, desde el municipalismo, las grandes problemáticas a las que tenemos que hacer frente. Para ello planteamos cuatro ejes con diferentes proyectos en cada cual.

El eje “Despertar el Humedal” tiene varios estudios en marcha para conocer más y mejor el parque, y así revitalizarlo. La estrategia “Residuo Cero” apuesta decididamente por el compostaje (hasta tres proyectos diferentes para potenciarlo), aumentaremos nuestro reciclaje y descenderá la generación de residuos. Con “Ciudad para todas” compondremos un municipio más inclusivo y sostenible, con planes como el de Calidad del Aire o el Plan Director de la Bicicleta, que deben ser los puntos de partidas hacia la recuperación del espacio público y la generación de una movilidad más amable, eficiente y menos contaminante.

Publicidad
Carril bici de Coslada

Pero hay un último eje, el que caracteriza de sobre manera estos presupuestos: la limpieza. No descubrimos nada al afirmar que la mejora de la limpieza viaria es una de las problemáticas más urgentes a resolver en el municipio. Y este 2021 era el año en el que terminaba el contrato de limpieza heredado. Era el año, por fin, en el que poder afrontar el problema de frente.

Publicidad

Para ello necesitamos unos presupuestos que permitan apostar por la limpieza, destinando más recursos, con más personal y maquinaria más moderna, ahora que el antiguo contrato vence. Así, la partida destinada a la limpieza viaria aumenta en un millón de euros, de 4.780.000 a 5.780.000. Más del 20%. Es el gran salto para el que nos hemos estado preparando, y que esperamos ver materializado de aquí a final de año. Debemos dar las gracias a la generosidad de los otros grupos políticos de gobierno que han compartido que esta debía ser una de las grandes apuestas de la corporación.

Hemos pasado el ecuador de la legislatura. Queda mucho por hacer, mucho por materializar. Debemos seguir en línea con el gobierno central, pero también con otros municipios de la comunidad: Alcorcón, Móstoles, Getafe, Parla, Pinto, Rivas. Debemos redoblar nuestras energías para que estas semillas que han sido plantadas crezcan. No puede ser en vano. Es el momento de luchar por ello.

Natalia Moreno

Periodista. 19 años dedicada a la comunicación corporativa y la estrategia digital en el sector financiero. Es CEO de Itopía, consultora de marketing y comunicación digital y colaboradora en medios...

Participa en la conversación

1 comentario

  1. Confiemos que el nuevo contrato de limpieza, y sobre todo los operarios, sean más efectivos que el que actualmente tenemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *