Publicidad

El alcalde niega “chantaje” con los 375 despidos y dice que serán una “realidad” si no hay presupuesto

La ley obliga al Ayuntamiento a absorber 17 millones de remanente negativo en un único ejercicio si no hay presupuesto municipal

LEGANÉS/4DIC/DESPIDOS_  El alcalde de Leganés, el ‘popular’ Jesús Gómez, tiene claro que el anuncio que hizo a los sindicatos del Comité Unitario del Ayuntamiento (CUT) sobre 375 posibles despidos no es un “chantaje”, sino una “realidad” a la que el Consistorio podría verse “abocado”.

“No se trata de una amenaza, un chantaje o una posición de fuerza, sino de explicar una realidad a la que nos veríamos abocados”, ha declarado el regidor.
 
El regidor ha hablado un día después de que los sindicatos hiciesen público el anuncio del alcalde en caso de que no se apruebe el presupuesto municipal de 2014. Al estar las cuentas prorrogadas, el Ayuntamiento se verá obligado a absorber en un solo ejercicio presupuestario el remanente negativo de Tesorería de 17 millones que arrastra el Ejecutivo. Es palabra de Intervención municipal y, por tanto, “un imperativo legal”.
 
Con un presupuesto sobre la mesa, se elaboraría un plan económico-financiero para salvar esos 17 millones en varios ejercicios. De no haberlo, el montante deberá absorberse en uno sólo y obligará a que los capítulos de personal (I), gastos corrientes (II) y subvenciones (IV).
 
Gómez ha apelado a que la oposición (PSOE, IU y Unión por Leganés) dén su visto bueno al presupuesto municipal (necesita al menos una abstención al gobernar en minoría) para poder elaborar un “plan económico-financiero” que absorba el remanente de 17 millones en varios ejercicios.

OPOSICIÓN

 Mientras, los Grupos de la oposición han considerado, “ante esta barbaridad y lamentable ejemplo de cómo no se debe actuar desde un puesto de responsabilidad”, que quieren “negociar y llegar a acuerdos por el bien de la ciudad”, aunque han precisado que no entienden que el regidor requiera el apoyo a unos presupuestos “antes siquiera de conocer su contenido”.
 
“La política del chantaje, de la amenaza y de la imposición no es el clima más adecuado para sacar adelante esta ciudad”, han suscrito los tres Grupos en un comunicado conjunto, donde han coincidido en señalar que “un gobierno en minoría” debe “tener unas mínimas dotes negociadoras, de cintura política y de saber favorecer los consensos”.
 
En este punto y sobre los gastos de personal, los tres Grupos políticos se han comprometido “a garantizar la estabilidad del empleo público” y han recordado que, en mayo de este año y merced a los beneficios de la Empresa del Suelo (Emsule), se “pudo reincorporar a los 38 trabajadores que el alcalde despidió injusta e injustificadamente las Navidades pasadas”.
 
DAVID CASTILLEJO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.