La Policía niega una huelga de celo y dice que se limita a cumplir la ley

El alcalde les atribuyó la responsabilidad por el incremento de multas en los últimos días en zonas residenciales

 

LEGANÉS/ 18 MARZO 2014/ Miembros del cuerpo de Policía local de Leganés han informado al partido independiente ‘Unión por Leganés’ (ULEG) que no han emprendido una huelga de celo no declarada, tal y como afirmó la pasada semana el alcalde, el ‘popular’ Jesús Gómez, ante el incremento de multas en lugares residenciales donde, hasta el momento, los agentes suelen levantar la mano porque estos estacionamientos indebidos no perturban el tráfico rodado.

En este sentido, los independientes han manifestado que, según les han transmitido algunos de los agentes, estos “no se están extralimitando de sus funciones”. Por el contrario, han señalado que, “como es habitual, se limitan a cumplir, y a sancionar, única y estrictamente según lo establecido en la legislación o normativa vigente”. 

Publicidad
CARLOS DELGADO, ULEG

Por ello, los independientes han atribuido la responsabilidad del conflicto laboral a la iniciativa del Ejecutivo local, del PP, de eliminar complementos  de productividad que se recogen en el convenio colectivo, y que supone pérdidas que van de los 200 a los 400 euros en la nómina mensual de cada policía.

De hecho, para el portavoz de ULEG, Carlos Delgado, “este conflicto tiene un culpable, el alcalde de Leganés”, que, a su entender, ha culpado del incremento de multas “a los policías municipales por un problema que sólo ha provocado su nula capacidad negociadora”.

AYUDAR EN LOS RECURSOS

Por otra parte, ULEG ha anunciado que su formación “ayudará” a los vecinos a recurrir las sanciones que se han registrado en los últimos días por un aumento de las multas por estacionamientos indebidos.

Los independientes han considerado que este incremento derivaría de las directrices que recogía el Plan Económico Financiero -que no prosperó en Pleno- y que recogía un aumento del 3 por ciento de los ingresos por multas, algo que el propio alcalde, Jesús Gómez (PP), descartó en un bando municipal y que atribuyó a una “huelga de celo no declarada” en un sector de la Policía local por un conflicto laboral.

En este sentido, y aunque ULEG ha señalado que comprende las reivindicaciones de la Policía, ha señalado que se podría estar ante “una clara desviación de poder, por lo que sería viable recurrir la sanciones -han apostillado sus responsables-, ya que las multas de estacionamiento, las mayoritarias, no tienen como fin la recaudación, sino regular la movilidad y el tráfico”.

Precisamente, la formación ha informado de que la Policía le ha transmitido que los agentes “no se están extralimitando de sus funciones y que, como es habitual, se limitan a cumplir, y a sancionar, única y estrictamente según lo establecido en la legislación o normativa vigente”.

Los independientes han atribuido la responsabilidad del conflicto laboral a la iniciativa del Ejecutivo local, del PP, de eliminar complementos  de productividad que se recogen en el convenio colectivo, y que supone pérdidas que van de los 200 a los 400 euros en la nómina mensual de cada policía.

Para Delgado, “este conflicto tiene un culpable, el alcalde de Leganés”, que, a su entender, ha culpado del incremento de multas “a los policías municipales por un problema que sólo ha provocado su nula capacidad negociadora”.

D.G.C.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.