El Ayuntamiento abrió en noviembre de 2015 el polideportivo de El Bercial, tras las obras de mejora y ampliación, y con retraso “por las deficiencias detectadas”

GETAFE/ 29 AGOSTO 2016/ El Ayuntamiento de Getafe ha derribado una grada del polideportivo de El Bercial que presentaba importantes problemas de estabilidad por deficiencias estructurales, en unas instalaciones deportivas que se abrieron hace nueve meses tras unas obras de reforma y ampliación que proyectó el anterior Gobierno.

La grada del campo de fútbol llevaba unos meses precintada por seguridad de los usuarios y, según el Ayuntamiento, ahora “se construirá una nueva zona de gradas doble que permita el disfrute de los aficionados durante las competiciones y enfrentamientos”.

En concreto, la nueva grada dará servicio tanto al campo de rugby como al de fútbol, para lo que se va a reestructurar el sistema de iluminación, así como el de alimentación eléctrica, haciendo una única acometida, lo que supondrá un ahorro energético.

Además, en la pista polideportiva se van a habilitar canastas, se construirá un muro de contención y gradas, y se mejorará el sistema de drenaje de la pista.

Esta instalación se verá mejorada posteriormente con más actuaciones que comprenden la creación de nuevos vestuarios, almacén y oficinas; la instalación de una cafetería en el acceso, zona de deportes de raqueta y cerramientos perimetrales.

Según el Ayuntamiento, ya se ha ampliado el campo para la práctica del rugby, que permitirá su homologación y le celebración de partidos oficiales, “después de que la nefasta gestión del anterior Gobierno proyectara un campo que no se puede utilizar a estos efectos”.

Obras anteriores

El Ayuntamiento abrió en noviembre de 2015 el polideportivo de El Bercial, tras las obras de mejora y ampliación, y con retraso “por las deficiencias detectadas”, que achacaron a la empresa adjudicataria de los trabajos.

Las obras de la segunda fase de ampliación del polideportivo de El Bercial, junto con un aparcamiento, tuvieron una inversión de más de 1,2 millones de euros y comenzaron en febrero de 2015 tras un acto de colocación de la primera piedra por parte del entonces alcalde Juan Soler.

Los trabajos consistieron en la construcción de un campo de césped artificial con gradas para la práctica de rugby y fútbol, una pista polideportiva de fútbol sala y un edificio de control en el acceso al recinto deportivo.

Estas instalaciones están situadas junto a la parcela donde estaba prevista la construcción y explotación de una ciudad del pádel con 25 pistas, cuya adjudicación quedó desierta hace casi tres años, con un precio de licitación de 1,7 millones de euros, al no presentarse ninguna empresa.

Las nuevas dotaciones, que tienen una superficie de 25.000 metros cuadrados, se suman a los vestuarios del campo de fútbol inaugurados en agosto de 2013 con una inversión de 667.000 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.