Publicidad

GETAFE/4 OCT 13/POLITICA_ PSOE, IU y UPYD durante el pleno del 3 de octubre consiguieron aprobar la paralización del aparcamiento de tránsito que estaba proyectado para la Parcela J, situada en el Sector III. La controversia de este cambio de actividad ha sido muy acalorada en las últimas semanas con posiciones a favor y en contra por parte de los vecinos del Sector III ya que en un primer momento estaba destinado a ser una instalación deportiva de uso libre.

El pleno, que últimamente está más tenso de lo que ya era sesiones atrás, acordó paralizarlo a la espera de que se encuentre una ubicación mejor, alejada de los núcleos urbanos.

UN ASUNTO CONFLICTIVO

 El conflicto sobre este tema llegó a ser extremo durante las fiestas del Sector III. Durante el pregón el concejal de Seguridad, José Luis Casarrubios, fue “fue agredido e increpado violentamente por una minoría que se manifestaba en contra de la construcción del aparcamiento” informaba un comunicado consistorial. El propio alcalde, Juan Soler manifestó durante un acto que se trató de un “se trata de un grupo muy minoritario que está dando una imagen quinqui de la oposición porque no se puede agredir gratuitamente a un concejal, ni se puede cortar el tráfico, por lo que la Delegación del Gobierno está detrás de los instigadores que fueron partícipes en estos acontecimientos”

 El propio edil agredido explicó que fue acorralado por 20 ó 30 vecinos que le “zarandearon, agredieron y rompieron las gafas, pero no voy a denunciar nada porque quien ejerce este tipo de actitudes se descalifica por sí mismo”, ha subrayado el concejal de Seguridad. 

 El ambiente se crispó aún más cuando desde el equipo de gobierno informaron de que la secretaria general de los socialistas en Getafe y concejala del Ayuntamiento, Sara Hernández; el portavoz del Grupo Socialista, José Manuel Vázquez, así como los concejales del PSOE, Cristina González y Enrique Heras  se encontraban al frente de la manifestación, “legitimando así la agresión al concejal de Gobierno José Luis Casarrubios”. 

 El PSOE, tras conocer el comunicado se personó en la Comisaría de la Policía Nacional una denuncia contra el alcalde como responsable del Servicio de Comunicación, “por injurias, calumnias y acusación y denuncia falsas”. Sin embargo no emitieron ningún comunicado rechazando los actos, algo que sí hicieron las asociaciones de vecinos de Perales y del Sector Tres también han emitido un comunicado condenando los hechos ocurridos durante el pregón aunque lamentan que el concejal de Seguridad “se encarase de manera provocadora con un vecino que estaba haciendo una reivindicación pacífica”. Además negaron que hubiera agresión alguna aunque “la situación fue tensa, por la actitud del concejal, y en esos momentos un gesto puede malentenderse”, puntualizaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.