Publicidad

El desahucio que iba a producirse esta mañana en la calle Madrid, 21, ha sido suspendido por mandato judicial ante la situación de vulnerabilidad en la que puede encontrarse Isabel, la vecina a la que se iba a desahuciar.

«El Juzgado de Instrucción de primera instancia ha decidido paralizarlo por las solicitudes de suspensión que le presentamos por posible vulnerabilidad social que podía tener Isabel», ha explicado Diego Redondo, abogado.

Publicidad

Una muy emocionada Isabel ha agradecido a todas las personas que le han ayudado ante el desahucio que estaba previsto para esta mañana y a la treintena de activistas y vecinos que se habían congregado desde las 9:30 horas frente a su portal como muestra de apoyo.

Una emocionada Isabel agradece el apoyo a los asistentes a la concentración en protesta por su desahucio (Collado Villalba)

«Racismo y aporofobia»

El aviso de este desahucio ha venido ya rodeado de polémica en los últimos días, tras la denuncia que hicieron pública la Asamblea de Vivienda de Collado Villalba y Frente de Vivienda Collado Villalba. Ambas asociaciones han acusado de «racismo y aporofobia» a una funcionaria del servicio común de notificaciones y embargos de la localidad por el modo en el que se notificó el acto a Isabel. «Para la comisión judicial (servicio común de notificaciones y embargos) de Collado Villalba, la experiencia de vivir un desahucio no es suficientemente traumática», señalan.

Agentes de la Guardia Civil presentes esta mañana ante el aviso de desahucio en la calle Madrid de Collado Villalba

Cuentan los dos organismos que el lunes 25 de junio, una funcionaria de este servicio de notificaciones acudió a la vivienda de Isabel para comunicarle la fecha y hora del desahucio. «Puesto que Isabel no estaba, la funcionaria fue al bar de enfrente del portal, donde se encontraban varios vecinos de Isabel y el presidente de la comunidad, a anunciar el desahucio de Isabel asegurando que la iba a echar de su casa, que Isabel tenía que marcharse y que iba a venir toda la policía del día 9. Tras esto, la funcionaria le dejó los papeles pertinentes debajo de la puerta».

Publicidad

Desde ese momento, aseguran en su comunicado los colectivos, «Isabel ha sufrido un acoso continuo por parte del presidente de la comunidad, el cual no ha parado de insistirle a Isabel que tenía que irse de su casa y que la funcionaria estaba haciendo su trabajo. El martes 6 de julio, la misma funcionaria del servicio común de notificaciones y embargos volvió a presentarse en la casa de Isabel de nuevo, para notificarle a grito de: ‘negra de mierda’, ‘negra asquerosa’, ‘va a venir con toda la policía’, ‘te voy a echar’, ‘mátate si quieres, te sacamos muerta’, ‘te vamos a cambiar la cerradura«, narran las dos asociaciones.

Una treintena de personas se han congregado durante más de una hora frente al portal de Isabel (Collado Villalba) ante el aviso de desahucio

La Asamblea de Vivienda y el Frente de Vivienda de Collado Villalba condenan «la actitud racista y aporófoba de esta funcionaria, la cual tortura a las víctimas de desahucio que notifica, amenazando a nuestra compañera con llevar a toda la policía de la ciudad, con cambiarle la cerradura y afirmando que prefiere que Isabel se suicide a que esta conserve su casa, por ser afrodescendiente y pobre. Estas aseveraciones son más que una falta de respeto, atentan contra la integridad física y psicológica de sus víctimas, en este caso, Isabel. No vamos a permitir este comportamiento», rematan en su comunicado.

Olga Martín

Periodista especializada en el ámbito digital. Cuenta con más de 15 años de trayectoria profesional como redactora en diferentes periódicos, agencias de noticias y cadenas radiofónicas, aunque en...

Participa en la conversación

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.