El alcalde ha declarado por la denuncia del promotor de “Carola Morena”, que pretende instalar una macrodiscoteca en el barrio de La Garena

ALCALÁ DE HENARES/ 13 OCTUBRE 2020/ En la mañana de hoy, han comparecido ante el Juzgado de Instrucción Número 1 de Alcalá de Henares el alcalde de la ciudad, Javier Rodríguez Palacios, el concejal de Urbanismo, Alberto Blázquez Sánchez, el concejal José Alberto González Reyes, y el funcionario responsable del área de Urbanismo del Ayuntamiento de Alcalá de Henares, ante la denuncia de ZENIT WORLD S.L., promotor de la iniciativa “Carola Morena”, que pretende instalar una macrodiscoteca de 4000 metros cuadrados en el barrio de La Garena.

Rodríguez ha argumentado durante su declaración ante el juez, “las falsedades” que contiene la querella interpuesta contra el equipo de Gobierno por parte de los promotores del macroespacio de ocio Carola Morena por un delito de prevaricación, una acusación que ha tildado de “instrumental” para “desprestigiar” al Ayuntamiento y lograr su construcción.

Publicidad
Javier Rodríguez Palacios. Fotografía de Archivo

La denuncia se dirige contra Rodríguez Palacios y su Junta de Gobierno, así como contra altos funcionarios de Urbanismo por un presunto delito de prevaricación “en la toma de una serie de medidas presuntamente arbitrarias y orientadas a atender intereses personales y no generales, saltándose la legalidad vigente“.

A lo largo de la mañana, el juez instructor que lleva el caso ha tomado declaración en calidad de investigados al regidor, al concejal de Urbanismo, Alberto Blázquez Sánchez, y al concejal José Alberto González Reyes. También ha comparecido el funcionario responsable del área de Urbanismo del Ayuntamiento de Alcalá de Henares.

Versión de Zenit World

Zenit World S.D. sostenía en la denuncia que el proyecto de la macro discoteca que se iba a abrir en el barrio La Galera contaba ya con las licencias de funcionamiento y actividad antes de su apertura en diciembre de 2019. Pero a pocos meses de abrir, la Junta de Gobierno acordó, con “la reforma muy avanzada”, paralizar el Plan Parcial de La Galera y suspender la licencia de actividad.

Publicidad

Cronología de los hechos

Frente a esta versión, el alcalde de la ciudad complutense ha relatado ante el juez la cronología de los hechos. En 2015, los propietarios del espacio, usado entonces como un salón de bodas, solicitaron una modificación parcial urbanística para meter una superficie comercial, una previsión que el Ayuntamiento quiso incluir en el Plan General Urbanístico que quedó sin embargo bloqueado.

Macrodiscoteca

Los propietarios vendieron el espacio a un empresario del ocio nocturno con la previsión de convertirlo en una macrodiscoteca de 4.000 metros.

Así, el alcalde ha relatado que “cuando empezamos a tramitar la modificación parcial, el Ayuntamiento no tenía constancia de esa venta. Y conoció que se pidió una reforma del local. En julio de 2019, se aprobó la suspensión de las licencias para que no hubiera cambios de uso en el espacio. Una vez que hicimos eso, nos informan en septiembre que quieren hacer una discoteca”.

Publicidad

Tras ello, los promotores presentaron dos denuncias por la vía de lo Contencioso-Administrativa, advirtiendo entonces al Ayuntamiento con acudir a la vía penal. Un extremo al que llegaron en febrero de 2020 con la interposición de esta denuncia.

Denuncia “plagada de falsedades”

El alcalde ha subrayado que la denuncia está “plagada de falsedades”. Por ejemplo, los denunciantes alegaron que la madre y el hermano del primer edil vivían en una zona próxima a la que iba a ser la discoteca a pesar de que su madre vive a tres kilómetros de este lugar y es hijo único.

Los promotores mencionaban además en la querella que se han invertido ocho millones de euros. Sin embargo, el Ayuntamiento tiene constancia de que la reforma tenía un coste de 90.000 euros con unos impuestos de 5.000 euros.

“También metieron normativa derogada como posible agravio y documentos falsos. Cuando tomamos la decisión urbanística, la idea de una discoteca no estaba sobre la mesa. Denunciaron a todo el equipo de Gobierno”, ha aseverado.

“Se trata de una denuncia instrumental que contiene falsedades desde alusiones al ámbito personal como legislación derogada hasta falsificaciones de fechas, ha reseñado Rodríguez Palacios, quien ha censurado el “uso torticero” que están dando a la jurisdicción penal.

Al hilo, el alcalde ha llamado la atención en que con la denuncia contra todo el equipo de Gobierno, los denunciantes pretendían paralizar la prórroga durante un año de la modificación parcial urbanística, algo que no han logrado al dejar fuera de la querella a un único edil.

Por todo ello, ha aseverado que desde el Ayuntamiento complutense confían en la Justicia y esperan que el instructor archive la denuncia penal.

No encaja en la normativa actual

En definitiva, el Ayuntamiento sostiene que de los correspondientes informes técnicos, el proyecto no encaja en la normativa actual ni en la modificación parcial urbanística que se encuentra en trámite, que pretende ampliar los usos comerciales y solucionar algunos aspectos en cuanto a los servicios del barrio.

Esta modificación está aprobada en fase inicial, y actualmente en período de información. Su debate y posible aprobación final se llevará a cabo por parte del Pleno Municipal del Ayuntamiento de Alcalá de Henares, en el que están representados todos y cada uno de los Grupos Políticos presentes en la Corporación Municipal.

“El objetivo de la denuncia es, por lo tanto, mediatizar, erosionar y desprestigiar al Ayuntamiento para imponer la construcción de una macro discoteca de 4000 metros cuadrados en un barrio residencial”, apostilla.

Natalia Moreno

Periodista. 19 años dedicada a la comunicación corporativa y la estrategia digital en el sector financiero. Es CEO de Itopía, consultora de marketing y comunicación digital y colaboradora en medios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *