La Fiscalía ha pedido la nulidad de las actuaciones por la introducción de “imputaciones sorpresivas” por parte de la acusación particular

NAVALCARNERO/ 22 ENERO 2020/ La Audiencia Provincial de Madrid ha decidido suspender el juicio por prevaricación al excalcalde de Navalcarnero Baltasar Santos tras solicitar la Fiscalía el aplazamiento por las “imputaciones sorpresivas” que la acusación particular no había propuesto durante la fase de instrucción.

La fiscal ha pedido la nulidad de las actuaciones en la apertura de la vista contra el exregidor del PP por los sobrecostes de unas obras en el casco histórico del municipio madrileño, conocido como Caso Cuevas del Concejo, al entender que el último escrito de la acusación, que ejerce el gobierno local, del PSOE, “vulnera el derecho a la defensa”.

Para la Fiscalía, que en su escrito de conclusiones previas pedía nueve años de inhabilitación para Santos y para la interventora Teresa de Jesús Hermida solo por prevaricación, la veintena de nuevos delitos atribuidos ahora suponen la “indefensión” de los acusados.

“Los hechos delictivos que imputa la acusación particular debían de haberse preguntado en la fase de instrucción”, ha expuesto la fiscal, quien ha destacado que “nadie puede ser acusado por hechos no anunciados” con anterioridad.

La petición de aplazamiento, a la que se han sumado la acusación particular y las defensas de los acusados, pone al tribunal en la tesitura de decidir si devuelve la causa al juez instructor para determinar los delitos que se imputan.

Unas de las cuevas interconectadas

Devuelve el caso

Corresponde al juzgado de instrucción determinar lo que va a ser objeto de enjuiciamiento“, ha reclamado la fiscal, que ha justificado su solicitud como una posición de garantías tanto para las acusaciones como para las defensas.

El abogado de la acusación particular ha reconocido que en el escrito presentado para el juicio oral se incluyeron delitos “por los que los acusados no han sido interrogados los acusados”.

En línea con la posición de la Fiscalía, este letrado se ha mostrado de acuerdo con la suspensión de la vista y con el retorno de la causa la fase de instrucción, un paso necesario, ha dicho, para celebrar el juicio “con plenas garantías”. Del mismo modo, las defensas de Santos y Hermida han agradecido la “solicitud sanadora” de la Fiscalía para la suspensión y nulidad.

El Ministerio Público les acusaba de emprender al frente del Ayuntamiento de Navalcarnero, entre 2004 y 2011, la rehabilitación del casco histórico, la reforma de unas cuevas subterráneas en la plaza de Segovia y la construcción de unas casas parroquiales.

Unas obras que, según los cálculos que recoge la Fiscalía, habrían generado alrededor de 20 millones de euros de costes extras no previstos en los presupuestos, sin contar, además, con los permiso de Patrimonio Histórico al tratarse de bienes de interés cultural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.