Publicidad

La consejería de Transportes de la Comunidad de Madrid tiene previsto llevar a cabo un nuevo corte en en la Línea 7B del Metro de Madrid entre las estaciones de San Fernando y Hospital del Henares, una suspensión del servicio que, sin fecha fija, probablemente se producirá entre septiembre y diciembre.

Se trata de la línea que ha afectado a viviendas de San Fernando y que ha forzado la demolición de varios inmuebles. Con este nuevo corte del servicio, según ha adelantado el diario El Mundo, serían ya nueve los registrados por esta línea en los quince años de existencia.

Publicidad

El motivo, según la consejería, son las obras. De momento, los técnicos de la Consejería estarían realizando las prospecciones del terreno donde hay filtraciones y, una vez recabados los datos, se determinará el momento y por cuánto tiempo debe suspenderse el servicio.

Como alternativa se habilitará un autobús lanzadera para cubrir, sobre la superficie, el trayecto entre las estaciones de San Fernando, Jarama, Henares y Hospital del Henares. Según el procedimiento que ha sacado la Comunidad de Madrid, esta línea estaría funcionando unos cuatro meses, aunque se contempla la posibilidad de dos prórrogas de unos 120 días más en total.

El drama de la 7B en las familias

Las obras de la línea 7B han provocado un enorme drama en las familias de San Fernando de Henares cuyas viviendas fueron demolidas por los daños causados por el Metro. Ahora, estas familias, que llevan realojadas desde el pasado septiembre apartahoteles, hoteles o pisos de alquiler, ven cómo el próximo 20 de septiembre finaliza el plazo.

Pasajeros en un andén del Metro (Foto: E.Parra/Ep)

En este sentido, el presidente de la Asociación de Afectados de Rafael Alberti y Presa, Juan Fuentes, ha confirmado que, a partir del 20 de septiembre, las 24 familias realojadas desde el día 22 de septiembre quedan sin alternativa habitacional. «Así que nos vemos abocados a vivir debajo de un puente. Hay vecinos que no tienen recursos para pagarse un alquiler porque tienen pendiente todavía hipotecas de una casa que ya no tienen, hablamos de gente con pensiones de viudedad y en situación de desempleo, por lo que no han atendido nuestra demanda de que nos den esa moratoria hasta que se solucionen los expedientes, no nos dan alternativa«, esgrime.

Hasta la fecha, la Administración regional tiene realojadas a 46 familias pero fueron 24 de ellas las primeras que salieron con un procedimiento de “urgencia” de sus casas y son estas familias las que, tras reunirse el pasado viernes con la consejería de Transporte y Vivienda de la Comunidad de Madrid, ven con incredulidad que el 20 de septiembre llega -fecha tope que les dio la Consejería para su realojo- y sus expedientes no han sido resueltos. O lo que es lo mismo, se quedan en la calle, sin casa y sin un lugar donde ir.

Muchos vecinos aseguran que ni siquiera pueden tomarse días de descanso. “No sabemos si ese dinero vamos a tener que invertirlo en pagar unos alquileres o unos hoteles de nuestro bolsillo”, ha asegurado Eva Mª Medina que señala que “hay nerviosismo, malestar y tristeza; no nos merecemos lo que estamos pasando, pero hay que seguir luchando por lo que es nuestro”.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.