Publicidad
Publicidad

La Comunidad de Madrid va a incorporar 24 nuevos autobuses interurbanos propulsados por gas natural comprimido, dentro del proceso de renovación de vehículos del Consorcio Regional de Transportes. Así lo ha explicado hoy el consejero de Transportes e Infraestructuras, David Pérez, en la presentación de la nueva flota en las instalaciones de la empresa concesionaria Martín, en Leganés.

Los nuevos autocares permiten reducir las emisiones de CO2 respecto a los que utilizan combustible diésel un 20 por ciento, y las partículas y óxidos de nitrógeno un 85%, además de reducir el ruido un 50 por ciento.

Publicidad

Fuentes de la consejería han precisado que los nuevos vehículos disponen de un depósito de 2.050 litros de gas natural comprimido, y un equipamiento en el que se ha compaginado la seguridad, el confort y la más moderna tecnología de comunicación, con una longitud de 12,8 metros.

Esta actuación ha supuesto una inversión de 5,7 millones de euros, y los nuevos buses prestarán servicio en las líneas 491 (Barrio del Naranjo de Fuenlabrada), 492 Aluche-Fuenlabrada (Parque Granada) y 482 Aluche-Leganés (Barrio de Arroyo Culebro).

Pérez ha destacado la apuesta del Ejecutivo autonómico por la descarbonización del transporte público y ha recordado que “el 55% del total de la flota que circula por región se mueve con energías limpias, incluyendo la capital”.

El interior de los autobuses (Foto: D.G.C.)

Total de autobuses

Con esta nueva compra, un total de 247 autobuses interurbanos del Consorcio se mueven gracias a esta fuente de energía, con una antigüedad media de 4,9 años. Además, hay 380 vehículos híbridos, dos eléctricos y uno de hidrógeno.

Por su lado, el alcalde, Santiago Llorente, que ha acudido al acto, ha destacado el «esfuerzo» de la empresa por renovar las líneas con vehículos cada vez menos contaminantes.

El pasado año, el Grupo Ruiz, también asentado en Leganés, puso en marcha la gasinera (planta de compresión de gas natural) con la que cuentan en sus instalaciones del polígono industrial de la ‘Ciudad del Automóvil’.

En esta nueva sede, instalada sobre una parcela de 8.500 metros cuadrados, se construyó una planta de compresión de gas naturalque cuenta con tres calles de suministro, con detector automático del vehículo, pantalla informativa y capacidad para repostar 21 vehículos a la hora.

En ella se suministra gas natural a las flotas de autobuses de Empresa Martín, S. A., concesionaria del servicio Madrid-Leganés-Fuenlabrada, y a la flota de Empresa Ruiz, S. A, concesionaria del Madrid-Barajas de Melo-Villamayor de Santiago.

La compañía Ruiz tiene concesiones en 44 líneas interurbanas y 4 urbanas, una de ellas en Arroyomolinos, otra en Leganés y dos en Las Rozas de Madrid.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.