Publicidad

Agentes de la Policía Nacional han detenido en la localidad madrileña de Móstoles al dueño de una empresa de reformas que tenía contratados a siete empleados, todos extranjeros, que carecían de contrato de trabajo legal por lo que no se encontraban dados de alta en la Seguridad Social.

Publicidad

El arrestado, que era el administrador único de la empresa y al que se le acusa de un delito contra los derechos de los trabajadores, contactaba con las personas interesadas en encontrar trabajo a través de plataformas de anuncios en Internet, según ha señalado la Jefatura Superior de Policía de Madrid en una nota.

La investigación comenzó a principios de este mes, cuando los investigadores tuvieron conocimiento de que una empresa de reformas que estaba realizando unas obras en la localidad de Móstoles podría tener empleados a varios ciudadanos extranjeros sin ningún tipo de contrato.

Tras las pesquisas llevadas a cabo, los investigadores lograron localizar a un total de siete empleados, que habían desarrollado algún trabajo especializado para esta empresa.

Se da la circunstancia de que todos ellos eran ciudadanos extranjeros, que habían aceptado el trabajo con la promesa de un contrato laboral que nunca se llegó a formalizar, dejando a sus empleados en una situación de vulnerabilidad e indefensión.

Las pesquisas culminaron con la detención del responsable de esta empresa, por un presunto delito contra los derechos de los trabajadores. Además, a dos de los empleados, se les procedió a incoar los correspondientes expedientes de expulsión, por encontrarse en situación irregular en España.

La Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía en Móstoles.

Derechos de los trabajadores

En septiembre de 2021 ya hubo en la localidad otra operación similar que acabó con la detención de un dueño de una empresa de jardinería que contaba con varios empleados, aunque solo uno de ellos se encontraba dado de alta en la Seguridad Social y varios estaban en situación irregular en España.

El arrestado, que también era el administrador único de la empresa, estaba igualmente acusado de un presunto delito contra los derechos de los trabajadores, según informaba la Jefatura Superior de Policía de Madrid en una nota.

En la operación, que se llevó a cabo conjuntamente entre a Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Madrid y la Brigada Local de Extranjería y Fronteras de la Comisaría de Móstoles, también se detuvo a dos empleados por infringir la Ley de Extranjería al encontrarse en situación irregular en España.

Estos empleados, manifestaron a los agentes, que el responsable de la empresa era conocedor de esta situación, así como de las necesidades económicas que muchos tenían.

Les había asegurado que regularizaría su situación laboral firmando un contrato de trabajo, aunque este hecho nunca se llegó a materializar, dejando a sus empleados en una situación de vulnerabilidad e indefensión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.