El detenido, que intentó huir tras protagonizar un altercado en una piscina, destrozó varios coches y casi atropella a un menor de 12 años

MÓSTOLES/ 4 AGOSTO 2017/ El socorrista de 45 años que fue detenido a principios de semana por la Guardia Civil en Hoyo de Manzanares cuando intentaba huir tras protagonizar un altercado en una piscina y casi atropellar a un menor de 12 años, era vecino del municipio madrileño de Móstoles.

Los hechos se produjeron, según la información publicada por el diario ‘El País’, alrededor de las 17 horas en la urbanización privada Los Manantiales, de Hoyo de Manzanares. El socorrista cogió del cuello a un chaval en la piscina, y entonces su padre, enfadado, discutió fuertemente con el socorrista por sus actos.

El hombre de 45 años, tras lo ocurrido, se fue de la piscina con su coche pero solo de forma momentánea, porque volvió para golpear varios vehículos que se encontraban estacionados en la urbanización.

Cuando terminó el ataque a esos coches, el socorrista volvió a coger su vehículo con la intención de abandonar el municipio, fue entonces cuando casi se produce el atropello de un menor de 12 años. Entonces, la Guardia Civil, que había sido alerada por los vecinos y la Policía Local del municipio, logró interceptar el vehículo y detener al socorrista.

El socorrista, que casi cuadruplicaba la tasa de alcohol permitida (0,90) al volante pero que no contaba con antecedentes policiales, fue ingresado en la unidad de psiquiatría del hospital de Collado Villalba.

Los vecinos afectados, según la Guardia Civil, han comenzado a denunciar los daños sufridos en sus vehículos. Al socorrista se le imputan delitos de desobediencia, daños y contra la seguridad vial, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.